viernes, 12 de febrero de 2010

Momentos estúpidos del deporte [1]

Protagonizado por: Neil O'donnell

28 de enero de 1996, Super Bowl XXX, Vaqueros de Dallas vs. Acereros de Pittsburgh.

Bajo el liderazgo del coach Bill Cowher, Pittsburgh fue uno de los equipos más competitivos de los años 90. Después de varios fracasos en postemporada, finalmente llegaron al juego grande para enfrentarse a sus archirrivales de Texas. Los Steelers contaban con una brutal defensiva y un ataque cumplidor comandado por el quarterback Neil O'Donnell.

Por su parte, los Vaqueros eran dueños de una poderosa ofensiva. La primera mitad del partido hizo pensar que sería una paliza por parte de Dallas; O'Donnell sufrió su primera intercepción de manos de Larry Brown. Pero la segunda fue otra historia. Los Acereros se colocaron a sólo tres puntos de su rival (20-17) con la bola en su poder y 4:15 en el reloj para que finalizara el encuentro. Un touchdown y los Acereros ganaban el juego, pero, oh, demonios del inframundo, en la segunda oportunidad Neil soltó un pase que fue interceptado y regresado para anotación otra vez por Brown. El defensivo vaquero fue designado como el jugador más valioso del juego. O'Donell fue despedido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada