Ir al contenido principal

Cómo escaparse de la oficina

Emprender la graciosa huida de tu lugar de trabajo es algo que a todos se nos antoja hacer (aunque para muchos es un hábito). El realizarlo educadamente, es decir sin que tu jefe se dé cuenta, es todo un arte; pues de lo contrario, con una sola vez que te atrapen, será motivo para que le digas adiós a tu trabajo.

¿Porqué y cuándo vale la pena que te salgas?
Pero para que quieres irte de la oficina. Ah pues puede ser para irse a comer algo para recuperarse de la resaca un lunes por la mañana tras un etílico fin de semana. Es mejor un rato de ausencia que todo un día de cruda realidad. Para acudir a la boda de tu mejor amigo en viernes o para asistir a una cita con alguna chica. También puede ser que al menos una vez al mes, necesites una excusa válida para irte a casa a descansar, y olvidarte del trabajo. Pero cuidado, no lo conviertas en hábito .

La técnica La de "voy al banco"
Ideal para ser utilizada en quincenas. Si te pagan con cheque o depositas en una cuenta, es preferible que lo hagas por ahí de las cuatro o cuatro y media de la tarde. Si tu hora de salida oscila entre las seis o las siete, podrás tranquilamente presentarte al otro día argumentando que había una mucha gente.

La del enfermo
Esta es sólo para aquellos aficionados al teatro o la actuación, ya que tiene cierto grado de dificultad. Aquí lo esencial no es decir "ya me voy porque me siento mal", sino lograr que te digan ''ya vete a descansar". Lo mejor puede ser argumentar alguna migraña, un padecimiento estomacal o una gripa. Pon cara de sufrimiento, dirígete varias veces al sanitario, llevate las manos al vientre y camina despacito. Los mejores días son los lunes (para extender el fin de semana aún más), y los jueves. Así, si deseas ausentarte también el viernes, ya tienes un pretexto válido que ni el mismo jefe no podrá objetar.

De "puntitas" y adiós
Aquí lo que cuenta bastante es la información: es decir, saber si el jefe va a regresar o no. En caso de que no sea así, tienes la puerta abierta para irte a la hora que quieras, aunque, para evitar murmuraciones de que sólo te vas tú, organiza una "fuga masiva", o sea, que tus compañeros también estén de acuerdo en marcharse todos de la oficina a una misma hora. Además, así evitarás que alguien te delate o busque aprovecharse de ti chantajeándote sin misericordia.

Consigue un cómplice
Una última recomendación. Búscate a alguien dentro del trabajo que te sirva de compinche, de modo que tú lo cubras a él cuando desee ausentarse. Cuida entonces de elegir muy bien a tus amistades en el trabajo, no sea que en una de ésas alguien te delate y te despidan. ¡Buena suerte!

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

¿Cómo se forma el agua que está dentro de los cocos?

El agua es producida por la propia palmera a partir de los líquidos que absorbe del suelo donde se encuentra plantada y la humedad que captó del ambiente. La procesan las plantas mayores de cinco meses de edad. Cada coco contiene hasta dos tazas de este líquido dulce y cristalino. Es tan puro y estéril que en la época de la Segunda Guerra Mundial, cuando no había a la mano una solución glucosa, se inyectaba directamente en las venas de los heridos a la manera de suero.
Está compuesta básicamente por agua, azúcares, proteínas y carbohidratos. A la hora de adquirir cocos vale la pena agitarlos para escuchar si tienen líquido en el interior. Si no suenan es porque no han madurado o porque ya son demasiado viejos. Desde tiempos inmemorables el agua de coco ha sido empleada como bebida refrescante y hoy forma parte fundamental de la coctelería.


Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…