jueves, 11 de marzo de 2010

¿Por qué se llama paciente a un enfermo?

El origen de este término - aplicado no solo a quienes están hospitalizados, sino también para enfermos en general-, es una palabra latina (patior, pateris) que significa "el que padece", o "aquel que soporta con ánimo o serenamente", actitud relacionada con la virtud de la paciencia. Esta denominación tiene una profunda implicación para la ética de la medicina. El paciente es aquel que sufre y necesita ayuda, el médico inspirado por el mandato cristiano de "ama a tu prójimo como a tu mismo", se esforzará por mitigar su sufrimiento como si fuera un padre bienhechor. El primer uso del vocablo en ese sentido se registró en 1250 y hoy su sentido médico es "persona enferma o que se halla sometida a tratamiento por un mal".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada