martes, 9 de marzo de 2010

Tu vida en fotografías, 365 recuerdos

Una vecina me pidió que le recomendara algunos lugares de la ciudad para tomarse fotos con su vestido de novia. En esa plática me comentó que estaba preocupada porque no sabía qué tipo de clima prevalecería en la fecha de su magno evento. Le comenté que desde hace años yo tomo fotos todos los días y le mostré las imágenes de la misma fecha en años anteriores. Fue un descanso para ella, ya que con todo y el cambio climático es muy probable que el día de su boda sea un día con un clima muy agradable.

¿Recuerdas que te sucedió hace exactamente un año? La mayoría de las personas siente que la vida pasa demasiado rápido y con este proyecto puedes gozar nuevamente de esos momentos felices, y también te puede ser de utilidad algún día.

Aquí tienes algunos trucos que debes de tomar en cuenta para realizar este proyecto:

Lleva tu cámara a todas partes.

Si, a todas partes, de compras, en las vacaciones, en el trabajo, en el cine, en el restaurant... No tiene que ser una cámara grande y costosa ya que puedes utilizar la del celular o alguna de las digitales económicas. Si tienes alguna cámara olvidada, ya sea de rollo o digital, puedes dejarla en el auto y cuando no lleves la de siempre podrás utilizarla en “caso de emergencia”.

Coloca tus imágenes en la red.

Blogger o Wordpress son los sitios en los que puedes crear un blog de forma sencilla, compartelo con tu familia y amigos e invítalos a que coloquen comentarios para enriquecer los recuerdos.

Varía los temas

No es un proyecto de “Mi cara de cada día”, “Todo lo que como” (Aunque son muy buenas ideas); tienes que tomar fotos de las diferentes actividades que realizas y de lo que se te atraviese en el camino.

Cuenta una historia

Esto es esencial, ya que con el paso del tiempo ni tú mismo recordaras todo lo que ocurrió si tomas una única foto. Lo importante es que dentro de las imágenes se distinga claramente: cuando, dónde, quien, cómo, etc.; de tal manera que el espectador del futuro pueda entender lo ocurrido sin que estés presente para explicarlo.

Querido diario
Utiliza alguna libreta en la que apuntes algún dato significativo que ayude a clasificar las imágenes, ya sea en el ordenador o al imprimirlas.

No te detengas

¿Recuerdas los propósitos de año nuevo? Tal vez al 99 % de los mismos ya no le das seguimiento; en este proyecto tienes que ser constante. No es ley que sean 365 fotos exactamente o que sean fotos de cada día sin falta; posiblemente te canses y dejes pasar una semana para que le tomes el gusto nuevamente, incluso te servirá para obtener una perspectiva diferente cuando te sientas de humor para continuar.

Se original

Inventa algún sub-proyecto, por ejemplo: toma la foto de un árbol, de las nubes, del crecimiento de tus hijos, de cómo se desgasta el jabón del sanitario, de cómo se raya el Ipod… en fin, sólo tú sabes que tienes alrededor.

Resultados
Al final del proyecto puedes fabricar un poster al imprimir la más significativa de cada día y colocándolas todas en alguna pared. O bien, sin ser tan espectacular, puedes llenar un álbum y colocarlo en medio de la sala, de tal modo que cualquiera visitante lo pueda disfrutar.

Respalda

Desde un virus hasta un rayo puede llevarse tus recuerdos al paraíso digital. Frecuentemente realiza copias de seguridad de tus fotos (Dos copias al menos), almacénalas en lugares diferentes (Uno en tu casa y otro en la casa de algún familiar) 

Uno de los mayores beneficios que obtendrás al tomar imágenes diariamente es que cada día te convertirás en un mejor fotógrafo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada