jueves, 22 de abril de 2010

¿Qué significan las letras grabadas en los neumáticos?

Cuando niño, escuchaba a mi papá hablar de cosas como “Rin quince” cuando compraba las llantas; y yo me preguntaba: ¿Quince qué? ¿Quince de dónde?. Les aseguro que alguna vez tomé la regla y medí el neumático por todas partes para qué podrían significar esos 15.

A pesar de ser tan importantes, a menudo nos pasan desapercibidas sus características. Como mucho conocemos su anchura y diámetro interior. Ah, y que se desinflan y que hay que cambiarlos antes de que el dibujo quede en menos de 1,6 mm de profundidad.

Basta sin embargo con echar un vistazo a los flancos del neumático para comprobar que allí se nos ofrece mucha información, buena parte de la cual nos puede ayudar si sabemos analizarla de forma conveniente.

1. Medidas. Comprende los siguientes valores: anchura en mm, relación entre altura y anchura, estructura, diámetro interior en pulgadas, índice de carga y límite de velocidad máxima.

En el ejemplo 185/65 R15 88T, tenemos un neumático de anchura 185 mm, relación del 65% entre la altura que va de la llanta hasta el punto de contacto con el suelo y la anchura del neumático, estructura Radial, diámetro interior del neumático (o diámetro exterior de la llanta) de 15”, índice de carga 88 (que equivale a 560kg), y utilizables a una velocidad máxima T, que equivale a 190km/h.

2. Marca comercial utilizada por el fabricante.

3. Denominación comercial del modelo de neumático.

4. Método de construcción de las diferentes capas de tejido que cubren la carcasa hasta llegar a la banda de rodadura: radial en contraposición a la colocación de las capas en diagonal o en diagonal cinturada.

5. Inscripción tubeless, sin cámara, como contraposición a los antiguos neumáticos provistos de cámara independiente.

6. Inscripción MS, M+S, M&S (de mud y snow – barro y nieve), que certifica el uso del neumático durante el invierno. Rodando sobre asfalto seco se acentúa su desgaste.

7. Fecha de fabricación (semana y año, 257 sería la semana 25 del 2007). Con el paso del tiempo el neumático pierde algunas de sus propiedades, como la flexibilidad y la capacidad de adherencia, y puede llegar a estriarse. El ritmo de degradación dependerá de factores como la calidad de la cubierta y las condiciones de almacenaje.

8. Marcado CE de homologación europea, consistente en un número de registro, la letrae y el código del estado miembro de la UE que expidió la homologación.

9. País de fabricación.

En América, donde las normas de homologación son más estrictas, se exigen estos campos:

10. Código interno del fabricante.

11. Certificado de homologación de EEUU, también llamado código DOT.

12. Identidad del fabricante y dimensiones del modelo de neumático.

13. Carga autorizada y presión de inflado máxima permitida.

14. Número de capas y material del que están fabricadas.

15. Marcas exteriores de desgaste.

16. Treadwear, o duración relativa del neumático. Medición comparativa de resistencia al desgaste bajo condiciones controladas, donde el valor mínimo es 100.

17. Tracción o capacidad de frenado sobre asfalto mojado, graduada de AA a C, donde AA es el valor máximo.

18. Resistencia a la temperatura. Representa la resistencia de la llanta a la generación de calor bajo condiciones controladas. La más alta es A y la más baja es C.

19. Normas de seguridad respecto al correcto uso de los neumáticos.

Los puntos 16, 17 y 18 se conocen con el nombre genérico UTQG, por las siglas en inglés de Clasificación Uniforme de Calidad de Neumáticos.