miércoles, 28 de abril de 2010

Razones por las que la vida sería mejor si fuésemos parte de un videojuego

En lugar de culpar a Grand Theft Auto de las desgracias de la humanidad, es mejor que nos incorporemos al mundo virtual para escapar de la depresiva realidad cotidiana. Imagina lo que sería morir y saber que aun te quedan dos vidas más. Poder ser la mayor estrella de rock (o Héroe, como se le conoce) con sólo saber coordinar unos botones de colores al ritmo de la música, poder viajar al  Mundo Anillo, perdón, a Halo y matar cientos y cientos y cientos de extraterrestres sin sufrir siquiera un rasguño. Hacer hechizos que de verdad funcionen y no sólo soltar palabrotas que no tienen efecto alguno en los contrincantes. En fin, eso de vivir en un video juego puede ser mucho, pero mucho más divertido que en Disneylandia.
  • La Selección de futbol ganaría todos los mundiales, goleando a Brasil con holgura (No aplica a Brasil por obvias razones)
  • Los plomeros, además de arreglar cañerías y baños tapados, nos defenderían de toda clase de peligros, con la simple táctica de saltarles encima.
  • Te estás muriendo? Con sólo comer un poco o descansar, recuperarías tu buena salud.
  • O en su defecto, podrías matar a alguien para absorber su energía vital.
  • Si hablamos de matar, no más problemas inventando complicados métodos para deshacerte del cuerpo del delito. Sólo espera y se desvanecerá por sí solo (o sal de la habitación y vuelve a entrar en ella unos minutos más tarde). CSI no podría hacer nada.
  • La forma más sencilla de obtener dinero sería patear objetos, así que… los bancos desaparecerían.
  • 7 Contarías con un dominio casi absoluto de toda clase de artes marciales, operación de vehículos y manejo de armas de alto calibre. Bastaría con acabar con algún enemigo para aprender de inmediato más trucos.
  • ¿Quieres coche nuevo? En vez de suplicarle a tu mamá que te preste las llaves de su miniván, baja a un individuo de su carro y llévatelo como si nada; o dale un par de patadas para convencerlo. (Ah! cuantas ganas de hacer esto último)
  • Por cierto, se acabaron los talleres mecánicos, los seguros contra accidente y las tediosas tardes de lavar y encerar el auto en el garage. Después de un choque, tu auto vuelve a aparecer intacto (sólo que unos cuantos metros atrás de donde estabas al estamparte).
  • Todas las mujeres serían talla 38DD, con cinturas microscópicas y la habilidad de partirle el alma a quien te moleste. La señorita Lara lo avala. Ripley no, porque sólo apareció en las juegos de 8 bits, más plana que una tabla.
  • Tus problemas para hablar con seres del sexo opuesto se reducirían drásticamente, pues en cada conversación tendrías dos o tres posibles frases sugeridas, lo que te ahorraría la molestia de construir tus ideas de forma coherente.
  • La experiencia sería cuantificable en un práctico y sencillo sistema numérico, no por tu papá recordándote "te lo dije, bruto".
  • En la vida real, los puntos de tu tarjeta de crédito se canjean por simples bienes. En los videojuegos, te sirven para aprender a
    volar, disparar láseres por los ojos o  tener una vida mucho más duradera.
  • Comer hongos no estaría penado por la ley, sino que te ayudaría a crecer.
  • Tu vecino y su rottweiler serían un par de molestias insignificantes al lado tuyo y de tu dragón.
  • Nunca serías sorprendido por malhechores y maleantes, pues la música dramática que siempre les acompaña te alertaría a tiempo de su presencia.
  • En vez de ser un pobre diablo que devora un sándwich los sábados por la noche, serías un sofisticado y metrosexualmente atractivo vampiro de ascendencia noble que atrae de inmediato el amor de todas las mujeres
  • No tendrías que recurrir al verbo y a la diplomacia al arreglar un malentendido. Con sólo caminar a la izquierda dos veces, a la derecha una vez, otra vez a la izquierda, apretar dos botones al mismo tiempo y ¡listo! Una carretada de golpes y patadas certeras, puntualizadas por una bola de fuego salida de tus manos.
  • Después de crear a un nuevo ser de la nada, puedes simplemente modificarlo o borrarlo si el resultado no te satisface. En la vida real, tienes que alimentarlo, vestirlo, mandarlo a clases y aguantar una vida entera de domingos en casa de la familia de su madre.
  • 'Reiniciar' o 'salvar' es más práctico y cómodo que 'pedir disculpas' o 'trabajar en mis obvias carencias morales para ser mejor persona'.
  • La presencia evidente y confirmada de los alienígenas como raza beligerante nos ahorraría las insistentes apariciones de tantos programas de avistamientos y sus malditos testigos pagados…
Si señor… la vida sería mejor en un videojuego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada