miércoles, 5 de mayo de 2010

¿Cómo se explota una mina subterránea?

Cerca del 40% de las extracciones mineras no son a cielo abierto, sino subterráneas. La explotación de una mina de este tipo comienza con la perforación del pozo principal, por donde entran y salen máquinas, herramientas y operarios. A partir de esta primera estructura se inicia la excavación de los corredores horizontales, que constituyen las galerías de extracción. Transversalmente a éstas empieza a sacarse el mineral, una tarea que se lleva a cabo con herramientas neumáticas, como martillos y picos.

A veces los mineros tienen que utilizar explosivos. Éstos se introducen en la roca a través de orificios hechos con máquinas barrenadoras. El mineral desgajado de la pared se deposita en unas cintas transportadoras que lo vierten en las vagonetas de carga que corren por las galerías de extracción hasta el pozo principal. Allí, máquinas elevadoras suben el mineral hasta la superficie. Para que no falte el aire, la mina cuenta con pozos de ventilación que atraviesan de forma perpendicular las galerías de extracción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada