Ir al contenido principal

¿Por qué en los relojes cuyas esferas tienen caracteres romanos, la cifra 4 no aparece escrita correctamente?

La escritura normal de «4» en caracteres romanos es «IV», pero si observamos lo que aparece en la esfera de un reloj, encontraremos en la mayor parte de los casos esta forma de escribirlo: «IIII». Por una parte esa cifra no existe y, cuando aparece, se refiere a una indicación de fecha por motivos que se remonta mucho tiempo atrás.

En la Antigüedad el «I» romano junto con el «V» constituían la abreviatura reservada al dios Júpiter. El 1 («l») se asociaba a la «J» y el 5 («V») a la «U». Puesto que nadie podía «abusar» de esta abreviatura, hoy en día cuando ha ido apareciendo en inscripciones romanas antiguas o en relojes de sol, sólo lo ha hecho en forma de una sucesión de cuatro «I» puestas una a continuación de otra. Esta costumbre ha podido ir cambiando naturalmente a lo largo de los tiempos, pero los monarcas franceses, que en muchos casos mantuvieron todo tipo de precauciones con respecto a los modelos de la Antigüedad, conservaron éste de las cuatro «I» como escritura correcta para el número romano representativo del «4», y así se ha conservado hasta hoy.

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

Cómo organizar los cables de los aparatos electrónicos de forma decorativa