lunes, 7 de junio de 2010

¿Por qué volvemos los ojos hacia arriba cuando estamos meditando muy arduamente?

Lo hacemos así, siempre que tratamos de evocar una imagen en la memoria. En efecto, muchas personas tienen una memoria predominantemente visual, es decir que recuerdan sobre todo imágenes. Por ejemplo, cuando estudian una materia con vistas a un examen, procuran buscar en el libro de texto un esquema, un diagrama o una ilustración. Y es al tratar de recordar esa imagen cuando se vuelve la mirada hacia arriba, inconscientemente.

A veces, sin embargo, se nos plantean problemas cuya solución depende de algo escuchado, por ejemplo unas palabras determinadas. En ese contexto los científicos han hecho un descubrimiento sorprendente: el que mira arriba a la derecha está intentando recordar una imagen. El que mira arriba a la izquierda tiene el cerebro ocupado en crear mentalmente una imagen nueva. Mientras miramos a la derecha tratamos de recordar sonidos o palabras, y cuando los ojos se vuelven hacia abajo y hacia la izquierda se trata de evocar otras impresiones sensoriales, olores o sabores por ejemplo.

Una vez creemos haber hallado la solución del problema, la mirada se vuelve de nuevo, automáticamente, hacia el frente.