jueves, 29 de julio de 2010

Los dibujos gigantes de Atacama

En el desierto de Atacama, en Chile existen figuras hechas en el suelo realizadas por los Huari o wari, mismos que vivieron en la época denominada Horizonte Medio.

Varios son los problemas que se presentan a la hora de estudiar esta cultura, el primero es datar sus restos, ya que su presencia fue muy dilatada en el tiempo, algunos estudiosos creen que los dibujos fueron hechos entre el siglo V y el XIII de nuestra era pero otros piensan que hay figuras del siglo I e incluso de 400 años antes de Cristo. Otra dificultad proviene de que estas culturas no dejaron nada escrito, y los dibujos no representan ningún sistema logosilábico ni fonético, como por ejemplo los signos de la cultura maya, que se pueden leer utilizando el maya actual, aunque no comprendamos lo que significaba entonces.

Hay más de 5,000 gigantescos dibujos en diversos puntos de la zona norte del desierto de Atacama, que ocupa 132,000 kilómetros cuadrados de la parte septentrional de Chile. Estas figuras hechas en el suelo con líneas escarbadas en la tierra o con piedras colocadas en líneas, representan animales y estructuras geométricas. Suelen verse desde lugares altos y, por supuesto, desde el cielo. 

Algunas son bastante pequeñas, mientas que hay otras inmensas como las de la localidad de Arquilda o el llamado “Gigante de Atacama”, una figura de 100 metros de largo que es probablemente la más grande representación humana de la época. Están encerradas en un enigma similar a las líneas de Nazca en Perú, que muchos han tratado de resolver por las vías menos científicas, como suponer que son señales o pistas de aterrizaje destinadas a los extraterrestres. Sin embargo, los arqueólogos tratan de encontrar una explicación racional e histórica.
Por el lugar en que estaban ubicadas y su grandiosidad se puede concluir que no se han hecho para asuntos cotidianos, sino para algo importante, lo que lleva a pensar en algún evento religioso. 

Aunque fueron mencionadas por los viajeros en los siglos XVII y XIX, las figuras de Atacama se comenzaron a estudiar formalmente desde 1975, por el profesor Luis Briones, de la Universidad de Tarapacá. Se dedicó a medir, fotografiar, pintar y tratar de proteger de los depredadores turistas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada