domingo, 25 de julio de 2010

Los residentes de Shitterton se defienden de los ladrones con humor

Cansados de que les robaran las señales que indicaban el nombre de su localidad, los habitantes de Shitterton decidieron tomar medidas para que fuera mucho más difícil para los amantes de lo ajeno llevarse los preciados letreros. Decidieron hacer el señalamiento en roca, misma que pesa más de una tonelada. Los residentes piensan que a alguien se le antoja tener los letreros en sus recamaras como adornos, y que posiblemente sea cuestión de travesuras y no de maldad el desaparecer el señalamiento. De hecho, en cuanto reponían el letrero a los cinco minutos que se descuidaban volvía a desaparecer.

Los residentes no están muy molestos por el acto de vandalismo, pero creen que es necesario que exista el aviso, ya que de lo contrario sería muy confuso para los viajeros encontrar la entrada al pueblo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada