jueves, 29 de julio de 2010

¿Por qué se llenan de polvo las casas que permanecen cerradas?

El aire está siempre lleno de partículas de polvo, grandes y pequeñas que son las que vemos flotar cuándo los rayos del sol penetran en una habitación. Vemos estos rayos porque las citadas partículas detienen parte de la luz y la reflejan hasta nuestros ojos. Cuando creemos ver los rayos del sol, lo que vemos realmente son estas partículas de polvo. Ahora bien, si el aire permanece tranquilo, estas partículas se irán depositando sobre todos los objetos. Su peso es muy escaso, como es fácil apreciar por el hecho de que se mantienen suspendidas en el aire; sin embargo, son más pesadas que éste y cuando el aire se encuentra en reposo caen necesariamente. Por eso, si hacemos llegar un rayo de Sol a un espacio, un sótano por ejemplo, en dónde el aire ha permanecido tranquilo por espacio de mucho tiempo, podremos observar que es completamente invisible. Esto ocurre porque el polvo se ha ido depositando gracias a la quietud del aire. Así se explica por qué los muebles de los muebles de las casas se cubren de polvo su las mantenemos cerradas por mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada