martes, 10 de agosto de 2010

¿El desarrollo del cerebro debe más a los genes o al medio ambiente?

Los genes y el medio ambiente están en mutua interacción durante todas las fases del desarrollo cerebral, pero sus funciones son muy distintas. En general puede decirse que los genes se encargan de suministrar los componentes de los circuitos cerebrales, es decir de la formación de todas las neuronas, así como de la conexión general entre las distintas regiones cerebrales. En cambio, la experiencia perfecciona esas conexiones para que cada individuo se adapte óptimamente al medio geográfico, cultural, familiar, escolar, etc., que le corresponde. Se acude con frecuencia al símil de la compañía telefónica: los genes determinarían el número de aparatos instalados y las líneas principales que conectan entre sí las centrales telefónicas. La experiencia concretaría las conexiones de cada central, o líneas de abonado.

Cada uno de nosotros, por ejemplo, nace dotado de la posibilidad de adquirir un lenguaje. El cerebro está programado para reconocer el lenguaje humano, para distinguir las sutiles diferencias de los fonemas, para captar el significado de las palabras aisladas y combinadas, para captar las reglas gramaticales que presiden la formación de frases. Sin embargo, el idioma concreto que cada uno adquiere como lengua materna, el tamaño de su vocabulario y las matizaciones exactas, dialectales y de acento con que cada uno habla..., todo eso está determinado por el medio social en que ha crecido. Es decir, por los miles de horas que ha pasado escuchando a otros y hablando con ellos. Incluso es posible que este proceso haya comenzado durante la propia gestación. Ahora que está de moda la adopción de niños orientales, cuando éstos arrancan a hablar en el idioma de nuestro país se observan las típicas peculiaridades fonéticas de los chinos, indios, japoneses, etc., con sólo que las criaturas hayan escuchado los sonidos de la lengua natal durante las primeras semanas de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada