jueves, 26 de agosto de 2010

La Baja California, los primeros exploradores confundieron la península con una isla

En 1533, una flota de barcos españoles navegó hacia el norte por la costa de California, desde su recién adquirido imperio en México, y sus tripulantes fueron los primeros europeos en explorar la costa occidental de lo que hoy es México y el sur de California. Supusieron que el contorno que registraban en un mapa correspondía a una isla, pues anteriormente habían descubierto, al oriente de esta nueva tierra, una extensión de agua que continuaba rumbo al norte y, según pensaron, debía comunicarse nuevamente con el mar en algún punto.

Siete años después, se hizo a la vela otra flota española por las aguas no asentadas en el mapa, con la intención de circunnavegar la isla. Pero tras recorrer 1,100 km, la flota llegó a un punto donde no había salida al mar. Por lo tanto, lo que habían navegado era una ensenada, y lo que habían considerado una isla en realidad es la enorme península de Baja California.

Error frecuente

El error se registró en los mapas de la época. No fue la primera ni, la última vez que se confundieron penínsulas con islas. De hecho, se pensó que Florida era una isla antes de descubrirse su unión con el subcontinente norteamericano. Un mapa holandés, que publicó en 1686 Gerard Valck, muestra a Baja California como isla, repetición de un error que había cometido 61 años antes un cartógrafo inglés.
Sin embargo, en el caso de Baja California la cartografía dio sin duda un paso atrás. En 1625, el cartógrafo inglés Henry Briggs publicó un mapa que la mostraba separada de la masa continental, con la explicación: "aunque a veces se supuso que era parte del continente occidental, gracias a una Carta Española... se sabe que es una gran isla".

Errores combinados

Reincidieron en este error cartógrafos como Pieter Goos, de Amsterdam, en cuyo Zee Atlas, publicado en la década de 1660, aparecía Baja California como una enorme isla en forma de cuña. Tan convencido estaba del carácter insular de Baja California, qué dibujó varias docenas de minúsculas islas entre ésta y la costa de lo que entonces era la provincia virreinal española de Nueva Granada.

No fue sino a principios del siglo XVIII cuando se corrigió el error. Se terminó por descartar como inexistentes las islitas de Goos, y la "gran isla", conocida como California, fue reintegrada a su legítimo lugar como parte del subcontinente norteamericano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada