martes, 24 de agosto de 2010

Las cosas que intento no comprar nuevas

Existen muchos artículos que no me gustan comprar nuevos, no quiere decir que sea un avaro, sino que considero inútil comprar algo nuevo cuando tengo el tiempo para encontrarlo de segunda mano. Desde pequeño, un tío nos mostró la forma en la que podemos ahorrar mucho dinero comprando en los mercados de pulgas y en las ventas de garaje. Esta es una pequeña guía de lo que debes considerar al comprar usado.

DVDs y CDs 

¿Qué necesidad tiene uno de pagar más de 20 dll por un DVD nuevo, o casi $ 15 por CD de música, cuando se puede encontrar de segunda mano por menos la mitad del precio? Sólo hay que revisar que no presente arañazos muy profundos, con los pequeños no hay problema, el aparato puede lidiar con ellos. ¿En dónde los puedes encontrar? Pues en los videoclubs, en las ventas de garaje y hasta por Internet. De preferencia compra en tu misma localidad para ahorrarte los gastos de envío. Existe una moda retro, la de comprar los discos de vinilo. Conozco varios lugares que venden estos artículos por tan sólo 1 dólar; he encontrado música de Madonna o de los Beatles a ese precio. Digamos que es un duro golpe a la piratería.

Video juegos 

Esto es igual que los DVD y CD, pero el costo de estos discos nuevos triplican o cuadriplican lo que te gastas en música o películas. Mi esposa y yo encontramos ofertas en las tiendas que revenden juegos, los hay desde 4.50 dll. por juego, y siempre consideramos la opinión de los que lo van a utilizar. Estos sitios cuentan con la garantía de que si algo funciona mal, me lo cambian o me reembolsan el dinero. Lo que me recuerda el caso de un vecino que hizo fila toda la noche para comprar el Halo, y lo terminó en 1 día, a la semana lo tenía en mi casa por la fracción de lo que a él le costó y sin el desvelo de esperarlo fuera de la tienda durante la madrugada.

Los autos usados

Sólo una vez he comprado un auto en la agencia, y si por mí fuera, no lo volvería a hacer jamás. Con lo que he gastado en el mismo, me pude haber comprado tres autos usados, contando con el mantenimiento que de seguro requerirían. En cuanto el vendedor te da las llaves de tu auto nuevo, justo al caer en tu mano, el auto vale 30 % menos de lo que te costó, y se deprecia más rápido que lo que le toma a una manzana mordida ponerse obscura. Comprar autos nuevos es una mala inversión, aunque también lo es comprar autos muy usados. Diariamente veo por las calles, a personas cuyos vehículos se quedan varados, autos con más de 20 años de andar por el mundo. Incluso circulan aquellos que estuvieron bajo las aguas de Nueva Orleáns cuando sucedió la inundación. Se permitió la reventa y el resultado es que los compradores tienen que desembolsar más de lo que les costó en las reparaciones.

Juguetes para el patio

Para que vas a comprar un juguete al que la naturaleza le va a hacer pasar un mal rato, en tan solo unas semanas ya se habrán puesto como si fueran viejos. Casi en cualquier venta de garaje y en los mercados de pulgas te encuentras con juguetes de este tipo, cuyos dueños ya han crecido lo suficiente y no son más de su interés. En todo caso, si se ven demasiado maltratados, en las ferreterías y en las tiendas de accesorios para autos puedes encontrar pintura en aerosol para plástico, a un precio muy económico; con una sola aplicación el juguete del patio puede renacer de sus cenizas y regresar a todo su esplendor.

Equipo para hacer ejercicio

Si compras una caminadora, lo más probable es que termine como colgadera de toallas de baño, y por el precio que pagas por una nueva, es un artículo muy caro para convertirse en un adorno. El equipa básico de ejercicio lo llevas contigo, tus piernas para caminar y tus brazos para hacer lagartijas. Pero si quieres algo más para satisfacer el impulso de tener un gimnasio, puedes comprar un par de pesas de mano y conforme aumentes tu fortaleza le agregas peso extra; por lo que no tienes que gastar en un equipo completo desde la primera vez.

Muebles 

Alguna vez has comprado muebles antiguos, de esos que están fabricados de madera y no de aglomerado; suelen ser muy resistentes y es relativamente sencillo volver a darles el aspecto de nuevos. Lijas por aquí, remueves pintura por allá, una nueva capa de barniz o de pintura y listo, tienes un mueble que de comprarlo nuevo te hubiera costado muchísimo más. Aunque a veces el problema no es encontrar el mueble, sino la forma de llevarlo a casa.

Artículos deportivos

Los balones, raquetas de tenis, bicicletas, balones de fútbol, pelotas, nombra lo que quieras en cuestión de artículos deportivos, los puedes encontrar usados por todas partes. Una pelota de béisbol la compro fácilmente en 1 dólar, por lo general se pierden en los patios de los vecinos y es más dolor cuando me cuestan 5 dll.

Plantas 

Soy de los que se desesperan por que quiero que las plantas se vean bonitas de inmediato, no me gusta esperar a que crezcan, busca en las ventas de garaje aquellas de ornato de las que se quieren deshacer.


Obras de arte, ornamentos, espejos 

De seguro has escuchado la historia de la señora que compro un cuadro por un dólar y resultó que era una obra de arte de 1 millón, ese no es el punto, sin embargo, puedes encontrar alguna pintura bonita enmarcada; a menudo son originales, y mucho más baratas que en las tiendas. Lo mismo puede decirse de las figuritas, espejos y otros adornos. Y para finalizar, algunas cosas que nunca compraría usadas. Zapatos, colchones, electrodomésticos, ropa interior…

Las últimas gangas que he encontrado son:
- Un mueble para planchar en dos dólares.
- Un backpack marca Wilson en cuatro dólares
- El Código Da Vinci en dos dólares
- Un reloj despertador amarillo, metálico en 1 dólar
- El disco de Keane en dos dólares
¿Y tu… compras usado?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada