domingo, 15 de agosto de 2010

¿Qué pasaría si se fundiera el hielo de los casquetes polares?

A menos que hayas estado viviendo en otro planeta es muy probable que hayas oído la expresión “calentamiento global”. Según parece, en los últimos cien años la temperatura terrestre se ha incrementado en alrededor de medio grado centígrado.

Desde luego, no parece mucho, pero incluso medio grado puede tener un gran efecto en nuestro planeta. En opinión de la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos, el nivel del mar se ha elevado de 15 a 20 cm en el transcurso del último siglo. Esta temperatura más elevada puede hacer que se fundan algunos icebergs.

Sin embargo, no es el agua fundida lo que está haciendo aumentar la altura de los océanos. Piensa en un vaso de agua lleno hasta la mitad. Echas un par de cubitos de hielo y el nivel del agua sube; cuantos más cubitos añades, más se eleva el nivel del agua. Los icebergs son ingentes pedazos de hielo flotantes que se desprenden de las masas de hielo continentales y se precipitan en el océano. Dicho en otras palabras, los icebergs son una especie de enormes cubitos de hielo que flotan en un gigantesco vaso de agua. Pues bien, la elevación de la temperatura puede estar haciendo que se formen más icebergs al debilitar los glaciares, ocasionando más grietas y facilitando el quebrantamiento del hielo.

Tan pronto como éste se precipita en el océano, su nivel aumenta. Si la creciente temperatura influye en los glaciares y los icebergs, ¿podrían los casquetes polares correr el riesgo de fundirse y provocar una gran subida del nivel del mar? En realidad, sí, aunque nadie sabe cuándo. La principal masa continental cubierta de hielo es la Antártida, en el polo sur, con alrededor de un 90 % del hielo del planeta (y del 70 % de su agua potable). La Antártida está cubierta con una capa de hielo de 2,133 m de espesor.

Si la totalidad del hielo de la Antártida se fundiera, el nivel oceánico ascendería en todo el mundo alrededor de 61 m. Pero la temperatura media en el polo sur es de —37 °C, de manera que el hielo no corre el menor peligro de fusión. A decir verdad, en la mayoría de las regiones del continente, la temperatura nunca supera la temperatura de congelación.

En el otro extremo de la Tierra, el polo norte, el hielo no es tan espeso como en el polo sur. El hielo flota en el océano Ártico, y si se fundiera, el nivel marino no resultaría afectado en lo más mínimo. También existe una cantidad considerable de hielo cubriendo Groenlandia, que añadiría otros 7 m a los océanos si se fundiera. Dado que Groenlandia está más próxima al ecuador que la Antártida, las temperaturas son más elevadas, de tal modo que las posibilidades de fusión son mayores.

Pero podría existir una razón menos espectacular para el ascenso del nivel oceánico que la fusión del hielo polar: la temperatura más elevada del agua. El agua es más densa a 4 °C. Por encima y por debajo de esta temperatura, la densidad disminuye (el mismo peso de agua ocupa un mayor espacio). Por consiguiente, a medida que la temperatura global del agua aumenta, se expande un poco más, elevando el nivel oceánico. En 1995, la Oficina Internacional sobre el Cambio Climático emitió un informe que contenía diversas proyecciones de la modificación del nivel del mar para el año 2100.

Según estos datos, las aguas oceánicas se elevarán 50 cm (las estimaciones más bajas hablan de 15 cm, y las más altas, de 95 cm) como consecuencia de una expansión térmica del mar y de la fusión de los glaciares y las capas de hielo. Cincuenta centímetros no es una minucia y podría tener un gran efecto en las ciudades costeras, especialmente durante las tormentas.

1 comentario:

  1. yo pienso que si los casquetes polares y el permafrost de groenladia mas el hielo de la antartida se derretirian el planeta quedaria inundado en toda su totalidad, seria apocaliptico, todas las ciudades del mundo quedarian bajo cientos de metros bajo el agua

    ResponderEliminar