martes, 17 de agosto de 2010

¿Qué pasaría si se rompiera el arnés de seguridad al pasar por un looping de una montaña rusa?

Los loopings de una montaña rusa constituyen una especie de centrífuga. Cuando te aproximas al looping, la velocidad te desplaza en línea recta, pero una vez en él, la pista impide que la vagoneta, y por lo tanto también tu cuerpo, continúe desplazándose en línea recta. El vagón empieza a girar hacia arriba y la velocidad intenta seguir desplazándote en línea recta. La fuerza de la inercia te empuja hacia el suelo del vagón, creando, por así decirlo, una falsa gravedad que tira de ti hacia la base de la vagoneta cuando estás boca abajo. Ni que decir tiene que debes llevar un arnés de seguridad, pero lo cierto es que en la mayoría de los loopings te mantendrías en tu sitio tanto si llevaras un arnés como si no.

Mientras te desplazas por el looping, la fuerza que actúa sobre tu cuerpo cambia constantemente. En la base del looping, la fuerza de aceleración te empuja hacia abajo, en la misma dirección que la gravedad, y dado que las dos fuerzas tiran en el mismo sentido, te sientes especialmente pesado en este punto. Al remontar el looping, la gravedad tira de ti hacia atrás, hacia el respaldo del asiento, mientras que la fuerza de aceleración te empuja hacia la base del vagón. Sientes la gravedad tirando de ti hacia el asiento, pero si es que aún mantienes los ojos abiertos, verás que el suelo ya no está donde se suponía que debería estar.

En lo alto del looping estás completamente del revés y la gravedad tira de ti hacia abajo, en dirección contraria al asiento, pero la fuerza de aceleración, más poderosa, te empuja hacia el mismo, es decir, hacia el cielo. Dado que las dos fuerzas que tiran en direcciones opuestas son prácticamente iguales, tu cuerpo podría parecerte muy ligero. Todo depende de la velocidad que haya alcanzado la vagoneta y lo más o menos cerrado que sea el giro_ Al salir del looping y nivelarte, vuelves a sentirte pesado.

Este tipo de montañas rusas son muy emocionantes, pues las diferentes fuerzas que actúan sobre tu cuerpo encierran innumerables e intensas sensaciones en un corto trazado de pista y en cuestión de segundos. Al tiempo que sacuden alocadamente todas y cada una de las partes del cuerpo, tus ojos contemplan el mundo del revés. Para muchos entusiastas de los loopings, lo mejor del trayecto es cuando están en lo alto, se sienten ligeros como una pluma y lo único que ven es el cielo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada