sábado, 21 de agosto de 2010

Siete consejos para crear tu blog

La tasa de crecimiento de los blogs es de 200,000 bitácoras nuevas al día. Muchos de estos sitios contienen sólo algunas pocas entradas, debido a que los autores pierden la continuidad al ver que sus sitios no tienen el éxito que esperaban; al poco tiempo son olvidados y abandonados.

Para que un blog crezca, debe dedicarse a un público potencial… siempre hay un roto para un descosido. Para que sea exitoso, deberá expulsar por cada uno de sus poros virtuales, reflejar el buen gusto, poseer excelente contenido y sobre todo, que se mantenga con tu perseverancia.

Muchos de los bloggers que si le tiene fe a sus sitios, lamentablemente no realizan las acciones adecuadas para sacarlo del anonimato, la mayoría sencillamente no hacen nada y algunos realizan actividades de promoción con poca ética profesional. Si estas cansado de esperar que tus visitas aumenten por sí mismas, es momento de poner manos a la obra.

Invierte tiempo

Dedica un parte del día a crear artículos para alimentar tu blog, olvídate por un tiempo del Copy and Paste. Si posees el toque de gracia para escribir como el de Stephen King, posiblemente no te llevará más de 10 minutos realizar un buen artículo; de lo contrario, si eres como el resto de nosotros, entonces tendrás que dedicarle algo de tiempo extra. Esboza algo, permite que se enfrié dejándolo por un tiempo a un lado, vuelve a leerlo en voz alta y corrige lo que sea necesario; deja que se enfríe de nuevo, léeselo a alguien que te de una opinión objetiva (tu mamá no vale a menos que sea escritora famoso, pero aun así no vale), permite que se enfríe reiteradamente, vuelve a realizar los cambios pertinentes y dale una última revisión antes de publicarlo. El proceso es lento, casi como fabricar una buena espada, pero vale la pena el esfuerzo ya que al final será ese artículo el arma que te defenderá en la batalla para ganar lectores asiduos.

Haz del bloggeo una prioridad

Aviso, no me refiero a que dejes de lado tus responsabilidades, sino que tienes que comprometerte a que mejoraras lo que publiques cada día; si alguna vez no tienes ganas de escribir, pues no lo hagas; si no sabes cómo redactar, entonces estudia algún curso para aprender a hacerlo, no le mientas a tus lectores y procura ser constante.

Invierte dinero

Prepárate para invertir algo de tu dinero en el blog, si lo que quieres es llevarlo al siguiente nivel tendrás que poner algo de efectivo. En verdad que puede ser algo muy económico, por ejemplo Blogger y Wordpress te venden el nombre de dominio por algo menos de 11 dólares al año, el alojamiento es gratuito y puedes colocarle publicidad para ir recuperando la inversión. También deberás vestirlo con una plantilla que no sea de las que vienen predeterminadas, para esto, puedes modificar alguna que posea una licencia adecuada, o bien, puedes pagarle a alguien para que te diseñe una a medida.

Promociónate, anúnciate, véndete

Si piensas que has creado un artículo excepcionalmente bueno, es muy razonable que quieras que todo el mundo sepa de él, así que tendrás que avisar a tus lectores que no te conocen que corran rápidamente a verlo y a disfrutarlo. Puedes hacerlo por correo directo o postearlo en las redes sociales como Menéame o Enchílame, pero no abuses, porque de hacerlo, terminaras desterrado y no te permitirán anunciarte ahí nunca más, aunque ruegues, llores y patalees. Incluso si te ignoran o rechazan, te servirá de lección para pulir tus habilidades y encontrar que es lo que quiere leer la gente, sólo así conocerás el gusto de tus lectores.

Colabora

Una excelente forma de dar a conocerte es escribiendo para otros blogs que así lo permitan. Generalmente te dejan colocar un enlace hacia tu sitio, con lo que poco a poco sabrán de tu trabajo. Dicha aportación debe ser de calidad y procura que sea exclusiva para el anfitrión, ya que si publicas en varios sitios el mismo artículo, Google lo tachará de duplicado y no le dará la importancia adecuada en los resultados de las búsquedas.

Protege tu buen nombre

Muchos bloggers si creen en el valor que posee lo que publican, si vas a escribir sobre algo difamatorio o controversial, posiblemente también se dañe tu credibilidad. Para expresar esos sentimientos de descontento, existen sitios especializados como Hazme el chingado favor, en los que puedes expresarte libremente y nadie se sentirá ofendido de más, ya que para eso está creado, para servir de catarsis a los bloggers.

Ignora a los pesos muertos

Tal vez alguien te dirá que el mantener un blog es pérdida de tiempo, aprende a hacer oídos sordos a las palabras necias. Te repito mi consejo de no dejar de lado tus actividades y responsabilidades, si en el transcurso del día no puedes escribir, levántate una hora más temprano para redactar. Mi esposa, por ejemplo, me criticaba por escribir en el día, ahora lo hago muy temprano y así no le quito el tiempo que le debo dedicar a la familia, aunque ahora me reclama menos desde que la última fiesta de cumpleaños la pague con el dinero que obtuve con el blog.

¿Y tu ya tienes un blog?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada