martes, 28 de septiembre de 2010

¿Brindar con una Möet es para celebrar o para asegurar el éxito?

Cuenta la historia que cuando Napoleón comandaba el ejército francés, lograba sus conquistas gracias a que antes de cada batalla visitaba a su gran amigo Möet Chandon, mismo que al ser anfitrión, le proporcionaba al general de beber se su mejor champagne.

Sin embargo, hubo una sola vez en que el Gran Napoleón Bonaparte no visitó a Möet. Ese día es considerado por la historia como el día de una derrota histórica, después de ser invicto Napoleón. Si, efectivamente, el 18 de junio de 1815 el Duque de Wellington acaba con Napoleón en la batalla de Warteloo.

Por ello se dice que para asegurar el triunfo hay que beber primero una Möet. No es para celebrar el triunfo, es para invocarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada