Ir al contenido principal

Cartas intercambiadas por Hitler y Stalin

De Hitler a Stanlin
Berlín, 20 de agosto de 133
(2 de la madrugada)
Señor Stalin
Moscú
Doy la sincera bienvenida a convenio comercial rusogermano. Es el primer paso en la aproximación de las relaciones germonosoviéticas.
La conclusión de un pacto de no agresión con la Unión Soviética me permitirá fijar la política alemana por mucho tiempo. Alemania, así asegurará el progres político que beneficiará a ambos Estados por siglos.
Acepto la proposición del pacto de no agresión hecha por su Ministro de Relaciones Exteriores, señor Molotov, pero considero que es urgente clarificar los asuntos relacionados con él lo antes posible.
El protocolo suplementario deseado por la Unión Soviética podrá, estoy convencido, aclararse, en el menor tiempo posible, si los estadistas alemanes pueden ir a negociar personalmente.
La tensión entre Alemania y Polonia se ha hecho intolerable. La situación empeora día a día. Alemania, en consecuencia, está dispuesta a defender los intereses del Reich por todos los medios posibles.
En mi opinión es necesario, en vista de la intención de los Estados de iniciar nuevas relaciones, no esperar más tiempo. Propongo que usted reciba a mi Ministro de Relaciones Exteriores el martes 22, o, a lo sumo, el miércoles 23. EL Ministro de Relaciones Exteriores del Reich, está autorizado a firmar el pacto de no agresión y también el protocolo. Una permanencia del Ministro de Relaciones Exteriores en Moscú de más de 1 o 2 días es imposible, por la grave situación internacional. Recibiré complacido su propuesta.
Adolf Hitler

De Stalin a Hitler
Moscú, 21 de agosto de 1393
(9.35 de la mañana)
Al Canciller del Reich Alemán, Adolf Hitler:
Agradezco su nota. Deseo la concreción del pacto de no agresión rusogermano, porque mejorará las relaciones entre ambos países. Los pueblos de nuestras dos naciones necesitan relaciones pacíficas más que ningún otro.
El asentimiento del gobierno alemán a la firma de un pacto de no agresión contribuye a eliminar la tensión política y ayuda a establecer la paz y la colaboración entre los dos países. El gobierno de la Unión Soviética informa a usted que esperamos al señor von Ribbentrop en Moscú el 23 de Agosto.
José Stalin

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

El calor que congela

A medida que ascendemos por la atmósfera terrestre, la temperatura no disminuye de forma constante al aproximarse al espacio exterior. Al principio lo hace a un ritmo de 1°C cada 150 m, hasta alcanzar un promedio de —65°C a 18 km. Pero ahí, donde comienzan la estratosfera y la capa de ozono, la luz ultravioleta del Sol transforma el oxígeno en ozono. Esta reacción química produce calor y, por lo tanto, la temperatura se eleva otra vez paulatinamente, hasta alcanzar —3°C a una distancia de 50 km de la superficie de la Tierra. Ahí terminan la estratosfera y la capa de ozono. Más allá, el aire es tan ligero que el efecto del calentamiento ultravioleta es insignificante, y progresivamente se va enfriando hasta los 80 km, donde la temperatura baja a —90°C.
Pero en la ionosfera, que se inicia ahí y se extiende hasta 300 km, sucede un efecto muy extraño. Rayos ultravioleta de pequeña longitud de onda y rayos X provenientes del Sol penetran las moléculas de gas y despojan a los átomos de sus…