miércoles, 22 de septiembre de 2010

¿Cómo funciona una máquina de coser?

En 1830 el sastre Barthélemy Thimmonnier, de Saint Etienne, Francia, concibió la primera máquina de coser. Consistía en una mesa sobre la que una rueda con volante arrastraba una biela. Su vaivén hacía subir y bajar una aguja con dos puntas en forma de lanzadera y con el ojo en el centro (dispositivo patentado en 1775 por el inglés Charles Wisenthal). En 1842 Thimmonnier inauguró un taller con 80 unidades que al poco tiempo fueron destruidas por una muchedumbre temerosa de que la mecanización del trabajo redujera los empleos (formaban parte de los llamados 'Iuditas' que realizaron acciones semejantes en la Inglaterra de la Revolución Industrial). Mientras esto ocurría, el estadounidense Walter Hunt concibió otra máquina de coser más avanzada: la aguja estaba fija en un brazo oscilante y formaba un bucle de hilo en la cara inferior de la tela. A través de ésta una lanza oscilante pasaba un segundo hilo que realizaba el punto cosido típico de las máquinas de doble hilo. En 1849, el estadounidense Allen Wilson introdujo el arrastre automático, y en 1851 su compatriota James Gibbs ideó la cadeneta simple.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada