martes, 7 de septiembre de 2010

Ocho crudas verdades que mejorarán tu vida

No cabe duda de que la vida tiene sus altibajos. Sin embargo, cómo se lidia con ellos a veces puede hacer la diferencia. Hoy quiero compartir ocho duras verdades que se aprenden de la vida, también hay un mensaje en cada una. No se trata de una manera de obtener un seguro de vida contra las vicisitudes, sino de consejos para hacer más llevaderos los cambios que se nos presentan. Se que con algunas ideas estarás de acuerdo, tal vez no con la mayoría. Así que espero tu opinión en los comentarios para enriquecerlas.

Los amigos van y vienen

Cuando estaba en la preparatoria siempre me imagine que conviviría con los amigos que por aquel entonces tenía; pero al ir a la Universidad todo cambio. Nadie fue a la misma escuela… y ahora, años después, lo único que nos une es el Messenger. Todos viven en ciudades e incluso países diferentes. Mantener una amistad de este modo es difícil, ya que de lo único que podemos compartir, en cuanto a experiencias, se reduce a cine, música, o nuestras propias vivencias aisladas; y como las sentimos en lo particular… pero ya no tenemos actividades en común. Lección importante: Hay una increíble cantidad de personas ahí afuera. Si no tienes amigos es porque no quieres… busca el contacto con personas nuevas o diferentes. No les des la espalda a las posibilidades, puedes descubrir  a alguien interesante.

No siempre se consigue lo que se quiere

De seguro te sucedía en las navidades que lo único que pedías de regalo era un juguete, sólo uno, ese que era el objeto de tus deseos. Les hacías saber a todos, a TODOS, que sólo ese juguete era lo único que podía hacerte feliz… y como no pedías nada más, estabas seguro de que lo recibirías de regalo. Llegado el día de la repetición de obsequios, te diste cuenta de que no has recibido lo que querías, y tras superar la decepción, no te queda más que ahorrar para comprártelo. No siempre se consigue lo que se quiere en la vida: la gente va a llegar tarde, las personas te decepcionaran, a quien necesitas no estará siempre disponible. Lección importante: No busques la felicidad en las posesiones materiales, y si las cosas no salen a tu manera, aprender a aceptarlas. La vida es demasiado corta como para ser miserables.

Muchas personas te aman, pero muchas más no

Si eres una celebridad, un trabajador al servicio de la caridad o simplemente un tipo normal, va a haber gente que te ame y le agrade lo que haces, pero también existen muchas personas a las que les resultas antipático y despreciable. Para llegar a esto hay muchas razones, como los celos, las similitudes con ellos mismos, o simplemente no ser alguien de su tipo. Lección importante: Como dice la canción de José Alfredo Jiménez: “No soy monedita de oro, para caerle bien a todos”. No todo el mundo es como tú y eso está bien. Si la gente quiere pasar el tiempo hablando mal de ti, entonces ese es su problema, no el tuyo. No se necesita la aprobación de todo el mundo para tener el autoestima intacta.

Nadie puede transformar tu vida, como sólo tú puedes hacerlo

¿No te gustaría haber nacido con todas las habilidades necesarias para la vida? Lamentablemente éste es un mundo de inexperiencia, y sólo echando a perder se aprende. Los errores se cometen y sólo al practicar y practicar y practicar se vuelve uno experto en algo. Es decir, no porque escribas un solo post en un blog te vas a volver famoso y te hará millonario. Lección importante: haz las cosas por ti mismo y aprende a levantarte en caso de fallar. Existen muchas personas que dependen de ti y muchas de las cuales dependes, pero todo se acaba. Tarde o temprano tendrás que valerte por ti mismo y también deberás enseñar eso mismo a quienes se atienen de tu presencia.

En algo vas a fracasar

En el 80 % de las cosas que emprendas vas a fracasar, pero el 20 % restante opaca esa gran cantidad de fallos. No importa de que se trate, lo más seguro es que existan muchas metas que no puedas cumplir. Lección importante: Se puede aprender mucho de los demás, pero es de tus propios fracasos de dónde obtendrás las experiencias más valiosas en la vida. 

A veces lloverá y te cancelarán el juego

En algunas ocasiones cuando tienes preparadas tus cañas de pescar, tus pantalones cortos y todo lo necesario para la playa, pero… repentinamente comienza a llover. Las cosas no siempre van a suceder cómo nos gustaría que fueran. (Incluidos los embarazos no planeados) Lección importante: No sufras de estrés por las cosas que  no puedes controlar. No puedes cambiar el pasado, pero puedes cambiar la forma en que reaccionas a los eventos.

Puede no haber un mañana

Al menos, no para ti. Nunca sabes lo que es la vuelta de la esquina: un accidente de auto, un ataque al corazón... hasta el fin del mundo es posible. Seamos realistas, si bien todos deseamos vivir hasta más allá de los 70 años de edad, es mejor darse cuenta de que no será así. Habrá un día que será nuestro último día. Lección importante: Aprovecha al máximo cada día. Asegúrate de que las personas que te importan sepan lo valiosas que son para ti. ¡Ah! Y realiza las cosas que te gustan. Si la muerte te va a encontrar, que sea mientras haces lo que más te agrada.

Alguien siempre tendrá más que tú

Tanto si se trata de dinero, amigos o incluso suscriptores a un blog , siempre habrá otras personas que tienen más cosas que tu.  Lección importante: Solo porque alguien tiene «más», no significa que sean felices. Lee la biografía de alguna celebridad, descubrirás el proceso por el que se hizo famoso(a) o cómo hizo mucho dinero, pero no te dirá si eso los hizo felices, o bien, cómo logró la estabilidad emocional (si es que lo logró). En otras palabras, concentrarte en lo que amas, no lo que la cosas que puedes obtener. 

Una amiga me dijo en una ocasión: “La felicidad está en dónde nosotros deseemos que esté”. Así que no la busques en una cuenta de banco abundante, o en una mansión. La felicidad está siempre contigo, junto a ti. ¿En qué ahorrar? Pues en el cariño de las personas. ¿Qué regalar a quien lo tiene todo? Pues tiempo de calidad.