jueves, 2 de septiembre de 2010

¿Por qué el calor del fuego pierde intensidad al pasar a través de un cristal y el del sol no?

Eso debería ser un verdadero rompecabezas, de ser cierto, querría decir que el calor que irradia el fuego, sería de una naturaleza distinta del calor que irradia el Sol. Es muy cierto que el cristal intercepta el calor que el fuego produce, pero lo que no es exacto es que los rayos del Sol aumenten su energía calorífica el atravesarla.

Los cristales de un invernadero interceptan gran parte del calor de los rayos del Sol, como también interceptarán el calor procedente de una hoguera; pero el aire, al permanecer encerrado dentro del invernadero, se calienta más y más. Absorbe el calor del Sol y lo conserva; por eso los invernaderos, aunque interceptan algún calor, se mantienen a una temperatura elevada, porque son una especie de trampa que le tendemos al calor para apresarlo, y no dejarlo salir. Pero como el sol no siempre alumbra, es preciso disponer de tubos conductores de agua caliente dentro de los invernaderos para calentar el aire los días que no sale el Sol. Una tienda de campaña produce parecidos efectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada