jueves, 30 de septiembre de 2010

¿Tenían ombligo Adán y Eva?

En términos estrictos no debían tenerlo, ya que ninguno de ellos fue producto de una gestación común, sino resultado de un acto creador de Dios. El italiano Miguel Ángel Buonarotti representó a Adán con todo y ombligo en sus famosos frescos de la Capilla Sixtina (1536-1541), hecho que suscitó el disgusto de los religiosos de su tiempo. Otros pintores evitaron la decisión y prefirieron cubrirles discretamente la parte baja del abdomen con telas o follaje. El tema fue objeto de debates y estudios muy amplios; uno de los más célebres es De la imagen de Adán y Eva con ombligos, de Sir Thomas Browne, publicado en el año 1672. En esa obra sostiene que el creador puedo incluirlo en sus modelos, pues nunca agregaría detalles superfluos o innecesarios en sus cuerpos. En todo caso, considera, pudieron tener un ombligo temporal durante su creación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada