miércoles, 6 de octubre de 2010

¿Por qué a los santos se les dibuja una aureola arriba de sus cabezas?

La aureola o halo es un elemento que ya se empleaba para destacar a ciertos personajes en el arte romano y griego de la Antigüedad. Se incorporó al arte cristiano alrededor del siglo IV. De acuerdo con algunas creencias, la cabeza de los santos, literalmente, resplandecía: cuando caminaban irradiaban luz. El halo también puede expresar el poder espiritual de estas figuras, que trasciende a su cuerpo. En el curso del tiempo se aplicaron diferentes aureolas según la jerarquía religiosa:

  • Aureola circular: Se coloca a todos los santos. A veces su nombre va inscrito dentro de ella. En otras rodea la cabeza de los ángeles.
  • Aureola crucífera: Dentro del círculo hay una cruz. Se reserva a Jesucristo, en su forma humana, o representado como el Cordero de Dios.
  • Aureola poligonal: Es un polígono de lados rectos empleado para los profetas y patriarcas del Antiguo Testamento. También se le ha puesto a los padres de la Virgen (los santos Ana y Joaquín) y a San José.
  • Aureola Triangular: Representa a la Trinidad integrada por Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada