domingo, 10 de octubre de 2010

¿Por qué se dice "romper" la barrera del sonido?

En 1941, en plena guerra mundial, ya se había empezado a experimentar con aviones a reacción, sin hélices. Alcanzaban marcas nunca antes logradas, pero al llegar a los 1.191 kilómetros por hora (la velocidad del sonido) se agitaban violentamente, los instrumentos enloquecían y los mandos no respondían. Ocurría que, hasta ese límite, las moléculas del aire eran apartadas sin problemas por el avance del avión pero, al llegar a ese punto, aquellas moléculas no tenían tiempo de hacerse a un lado y eran "atropelladas" por la máquina. Esto hacía que la nave se tornara ingobernable, llegando a provocar la muerte de muchos pilotos.
Comenzó a decirse que a esa velocidad había una "barrera" aérea que era imposible de cruzar, ya que equivalía a toparse con una pared. Se perfeccionó entonces la aerodinámica de los aviones hasta llegar al X-1, lanzado desde la panza de una nave madre. El 14 de octubre de 1947, el piloto de pruebas Charles Yeager voló uno de esos aparatos y logró superar la fatídica velocidad. Se la llama Mach 1. Poco después se alcanzó Mach 2, el doble de la rapidez del sonido. La ya mítica "barrera" había sido rota, pero se la siguió llamando así casi en homenaje a los caídos ante ella. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada