miércoles, 10 de noviembre de 2010

¿Por qué no podemos estornudar con los ojos abiertos?

No parece tan seguro que sea imposible. La concurrencia de ambos fenómenos tiene más que ver con la costumbre que con otra cosa. Por reacción, cuando estornudamos, cerramos los ojos. Los reflejos simples son muy difíciles de cambiar. Por el contrario, los reflejos complejos se pueden modificar poco a poco mientras se agregan o se quitan. Un estornudo se considera un reflejo complejo y puede usarse un tipo de condicionamiento para cambiarlo, conocido como `condiciona-miento instrumental'. Éste consiste en aprender que determinado comportamiento provoca determinado resultado, y que puede modificarse. Sin embargo, el entrenamiento para mantener los ojos abiertos mientras se estornuda requiere de mucho tiempo y práctica, y habría que estornudar mucho para ensayar. El esfuerzo no vale la pena, pero para quienes lo han hecho, demuestra que los dos reflejos no están unidos. En el terreno cotidiano, algunas personas los cierran y otros no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada