jueves, 3 de febrero de 2011

¿Cómo se adiestran a los perros antidrogas?

Una leyenda urbana afirma que son “adictos” a las sustancias que buscan, lo cual es falso. En realidad, cuando un perro rastrea droga cree que se trata de un juguete. Su entrenamiento se basa en la repetición de ejercicios con un dummie o muñeco de trapo. a través de órdenes orales, gestos, movimientos y palmadas, el entrenador le muestra el objeto y le pide que lo busque para después darle un incentivo. Convertirlos en adictos sería muy difícil, debido a cuatro razones:
  1. El síndrome de abstinencia también existe en los perros. Como éste disminuye el grado de concentración, el animal se vuelve agresivo, entonces la búsqueda sería muy desorganizada y peligrosa para las personas que lo rodean.
  2. El perro no podría efectuar varias búsquedas consecutivas, ya que habría saciado sus necesidades de droga.
  3. La droga destruye las células olfativas del animal, lo cual disminuye de manera considerable la capacidad de realizar un buen trabajo.
  4. El costo de mantenimiento del perro resultaría caro debido a los estupefacientes que sería necesario administrarle.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada