jueves, 3 de febrero de 2011

¿Cual es la diferencia entre un buen helicóptero de juguete y un mal helicóptero de juguete?

A control remoto
Control remoto


La razón de esta cuestión surge a partir que a mi hijo le regalan de cumpleaños un helicóptero de juguete alusivo a Halo; artefacto diminuto que vuela en interiores. Es un artilugio fantástico, maravilloso de ver como funciona.

No es de radiocontrol, ya que se dirige por medio de rayos infrarrojos, y a pesar que tiene una caja de mandos, el mismo no funciona muy bien y el aparato se la pasa bajando, subiendo, chocando y realizando aterrizajes forzosos. En tan solo un par de días de uso intensivo el helicóptero sufrió un desperfecto irreparable y ahora es un adorno en la estantería.

¿Hay algún helicóptero de juguete económico que funcione correctamente y que en verdad puedas controlar? De hecho si, existe uno así, es uno modelo S107G el cual puedes encontrar en internet por menos de 30 dólares y por un poco mas que eso en las tiendas.

Lo que lo hace muy recomendable es que el aparato es increíblemente estable en vuelo. Los niños pueden dirigirlo sin que choque constantemente. Lo barato sale caro, y es en este tipo de juguetes que el hecho de creer que cuesta lo mismo que los que no son muy buenos lo que hace que los padres hayan comprado estos aparatos poco resistentes en la Navidad. En este caso, por el mismo precio, el S107G funciona mucho mejor que sus competidores.

¿Que es lo que hace a este modelo mejor? La principal diferencia es que cuenta con un acelerómetro y una pequeña computadora que lo escucha, haciéndolo más estable. Además cuenta con un rotor de cola, y los otros no cuentan con uno. En si mismo este rotor es muy interesante, ya que no esta colocado de manera vertical sino horizontal. Este rotor no esta ahí para evitar que el helicóptero de vueltas sobre su eje, como en los aparatos convencionales, sino que sirve para moverlo hacia atrás y hacia adelante con una velocidad mayor y constante, y por supuesto que también permite que se estabilice en una posición, que gire y que avance hacia la dirección deseada.

Este tipo de juguetes eran imposibles de crear cuando yo era un niño, los motores son muy pequeños gracias a un nuevo tipo de imanes, a un nuevo tipo de baterías, por el diseño del rotor de cola, por el estabilizador en un microprocesador y por el control infrarrojo que en aquel entonces costaba una fortuna, pero que gracias a la implantación en casi todos los controles remotos de todas las televisiones del mundo, han podido reducir su costeo a casi nada.
¿Quien sabe como se verán los helicópteros dentro de 30 años?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada