martes, 15 de febrero de 2011

¿Debe ser tan largo el intestino delgado?

Sí, este órgano constituye la parte más extensa del aparato digestivo, pues alcanza una longitud de hasta seis metros y está formado por tres secciones: duodeno, yeyuno e íleon. Su gran tamaño se debe a que requiere extraer los principales nutrimentos de los alimentos que consumimos. Entre las principales funciones que desempeña están fomentar el avance del alimento procesado proveniente del estómago y el desarrollo de la fase terminal de la digestión, mediante jugos que segregan tanto sus propias glándulas como otras accesorias del hígado y páncreas, u por último realiza la absorción de los productos alimenticios que se liberan en la digestión para que pasen a la sangre y , a través del torrente circulatorio, sean transportados a los lugares del organismo donde sean necesarios. En el intestino delgado la absorción de los nutrimentos, carbohidratos y grasas se llevan a cabo a través de unas minúsculas proyecciones o vellosidades localizadas en su pared interna llamadas villi. Si el intestino delgado no fuera de esa longitud, entonces no serían absorbidos los nutrimentos que requiere nuestro cuerpo.