miércoles, 16 de febrero de 2011

¿Dónde están las mujeres con el trasero más grande del mundo?

En el sudeste africano, donde habitan las tribus de bosquimanos y hotentotes. En realidad se trata de esteatopigia, una malformación de nalgas por la acumulación excesiva de grasa en éstas. La esteatopigia es un término proveniente del griego que significa "grasa en los glúteos". Se asocia a la fertilidad, como es el caso de la Venus de Willendorf, la cual es una figura obesa, de vientre abultado y enormes senos. Esta imagen de la mujer gorda que esta completamente desnuda también era usual en las esculturas egipcias, griegas y babilónicas del Período Neolítico.

Los mitos entre los pueblos bosquimanos pueblos argumentan que tener un trasero gordo es símbolo de buena salud y de que así se atrae al hombre, aunque lo cierto es que impide que la mujer pueda caminar de forma normal.

¿Por qué a los hombres les gustan los traseros grandes?

La popularidad de Jennifer Lopez o de Kim Kardashian parece haber sido científicamente comprobada por un estudio realizado en Turquía. Sí, la preferencia de los hombres por mujeres con trasero grande tiene orígenes ancestrales.

Según publica Daily Mail, una investigación realizada por científicos de la Universidad de Bilikent de Turquía, analizó las preferencias de 300 hombres y llegó a la conclusión de que se ven atraídos por aquellas espaldas que están curvadas a 45° de las puntas del pompi.

Así que según el estudio, la atracción no la generaría el trasero sino la curvatura de la columna. Esto se debe a que en el pasado las mujeres con esta estructura pasaban mejor los embarazos lo que las hacía más atractivas para la reproducción.

El doctor David Lewis, de la Universidad de Bilkent, explicó que la curva "les permitía a las mujeres ancestrales desplazar el centro de su masa corporal sobre sus caderas durante el embarazo, una época donde el peso pasa a centrarse de manera dramática en el centro del cuerpo" evitando lesiones y fatiga muscular.

Para realizar el estudio se le mostraron a hombres siluetas con distintas curvaturas y ellos las calificaron según el nivel de atracción. Ellos se manifestaron atraídos de manera significativa por aquellos cuerpos con una curva en la columna de uno 45,5° y que esa preferencia era producto del tamaño del trasero.

Según el doctor, los hombres que piensan que les gustan los traseros amplios, en realidad están atraídos por las columnas de las mujeres, aunque advierte que se necesita investigar más sobre el tema.

Mujeres con traseros grandes, más inteligentes y más sanas

Tal afirmación se basa en evidencias científicas y viene avalada por la prestigiosa Universidad de Oxford. Según un grupo de científicos de dicha institución liderado por el profesor Konstantinos Manolopoulos, existe una relación directa entre el tamaño del trasero, la salud y la inteligencia.

En el estudio, del que ha hecho eco la BBC, se analizaron los datos de más de 16.000 mujeres y se constató que la proporción ideal entre cadera y cintura es de 0,6 y 0,7.

Además, los científicos concluyen que las mujeres con nalgas grandes y cinturas pequeñas son más inteligentes que las demás. Tener un culo voluminoso ayuda a disfrutar de una buena salud, ya que, entre otras cosas previene el desarrollo de la diabetes y ayuda a mantener bajos los niveles de colesterol.

Los ácidos grasos Omega 3 se acumulan en las nalgas y estos ácidos intervienen en el desarrollo y el buen funcionamiento del cerebro.

Aunque suene a broma, todo tiene su explicación: los ácidos grasos Omega 3 se acumulan en las nalgas y estos ácidos intervienen en el desarrollo y el buen funcionamiento del cerebro.

En el estudio también hay lugar para conclusiones más asombrosas, como, por ejemplo, que los hijos nacidos de madres con caderas más anchas son intelectualmente superiores a los hijos de madres de caderas estrechas.

Visto el resultado del estudio, ya hay quien justifica la preferencia masculina por los culos voluminosos diciendo que obedece a un instinto primario para asegurarse la evolución de la especie, y no tanto a un deseo puramente libidinoso.


1 comentario: