jueves, 10 de febrero de 2011

¿Por qué la lengua se adhiere al metal en un gélido día de invierno, pero eso no ocurre con la madera o el plástico?

Los metales, el plástico y la madera están a la misma temperatura, pero el metal da una mayor sensación de frío. Eso es debido a que el metal es mejor conductor del calor y lo separa de nuestro cuerpo mucho más rápido que el plástico o la madera. Es lo mismo que pasa cuando, en el horno, se puede tocar el pastel que se está horneando, pero no se puede tocar el molde.

Por eso no es una buena idea lamer la superficie del metal helada en invierno. El calor de la saliva se transferirá al metal con tanta rapidez que el líquido se helaría casi al instante y la lengua quedaría pegada al metal. Sin embargo, si fueras testigo de esta calamidad, usa un poco de ingenio, rocía algún liquido tibio para poder despegarla. En caso extremo y cuando no hay nada a la mano, hay personas que utilizan orina. Si, asqueroso pero cierto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada