Ir al contenido principal

¿Quién invento el numero cero?

La numeración romana, así como la griega y la judía, no es la más indicada para realizar operaciones matemáticas, ya que carece de un número para nosotros fundamental, el cero. Entonces, ¿cómo se llevaban a cabo en aquellos tiempos las operaciones de sumar, restar, dividir?

Afortunadamente, hacia el año 500 de C., ya existía un original instrumento que ayudaba a ejecutar los cálculos. Nos referimos al ábaco romano, cuyo análogo chino y tártaro, el suwanpan, era conocido desde tiempo inmemorial. Aquel consiste en una serie de hileras de cuentas, que representan las unidades, las decenas, las centenas... Probablemente, el ábaco debió sugerir a muchos matemáticos la idea de una notación numérica posicional, que es la que hoy utilizamos. Así, cuando en el ábaco se quería marcar un número, por ejemplo el 603, se corrían tres cuentas en la hilera de las unidades y seis en la de las centenas. Sin embargo, a la hora de escribir esta cifra surgía un pequeño inconveniente: no existía ninguna marca numérica para significar que en una hilera de las decenas no se había movido ninguna cuenta. No había forma de distinguir entre el 603, 63 y 630.

Esta situación se mantuvo así casi un milenio, hasta que a un matemático indio se le ocurrió la genial idea de que se podía utilizar un símbolo especial que representase esa hilera intocada. Así nació el cero, que ya en el álgebra de los hindúes aparece como cifra y símbolo numérico. Al parecer, el primer matemático importante que hizo uso del signo 0 fue el árabe Muhammad ibn al­Khwarizmi, en el 810 de nuestra era, aunque no adquirió su actual significado hasta bien entrado el siglo XVII.

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

¿Cómo se forma el agua que está dentro de los cocos?

El agua es producida por la propia palmera a partir de los líquidos que absorbe del suelo donde se encuentra plantada y la humedad que captó del ambiente. La procesan las plantas mayores de cinco meses de edad. Cada coco contiene hasta dos tazas de este líquido dulce y cristalino. Es tan puro y estéril que en la época de la Segunda Guerra Mundial, cuando no había a la mano una solución glucosa, se inyectaba directamente en las venas de los heridos a la manera de suero.
Está compuesta básicamente por agua, azúcares, proteínas y carbohidratos. A la hora de adquirir cocos vale la pena agitarlos para escuchar si tienen líquido en el interior. Si no suenan es porque no han madurado o porque ya son demasiado viejos. Desde tiempos inmemorables el agua de coco ha sido empleada como bebida refrescante y hoy forma parte fundamental de la coctelería.


Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…