lunes, 28 de marzo de 2011

¿Los animales tienen empatía?

Las últimas investigaciones revelan que compartimos la empatía no sólo con otros primates, sino con otros mamíferos y aves. La capacidad de experimentar mentalmente lo que les ocurre a otros seres ha sido probada en un animal en principio poco sentimental: el ratón de laboratorio. Las reacciones de dolor de un ratón se intensifican si se encuentra en compañía de otro ratón que también sufre. Los investigadores utilizaron ácido acético para producir una sensación de moderado dolor a los animales. Posteriormente los dividieron en dos grupos: en uno se permitió que los ratones vieran a otros ratones padeciendo el mismo dolor, en el otro se aisló al individuo sufriente.

Los primeros desarrollaron un tipo de relación empática conocida como "contagio emocional”, en el que un individuo intenta imitar el estado en que se encuentra el otro. Pero, curiosamente, eso sólo ocurrió entre ratones que previamente habían sido compañeros de habitáculo, al menos, durante dos semanas. La capacidad de empatizar se debe, al menos en parte, a los circuitos de “neuronas espejo”, que se activan cuando un animal actúa u observa las acciones o expresiones de otro, reproduciéndolas o reflejándolas mentalmente. Estas neuronas se detectaron primero en macacos, luego en otros primates y más tarde en humanos y algunas aves.

Las “neuronas espejo” parecen necesarias para comprender las motivaciones e intenciones de otros individuos, lo que es fundamental para desenvolverse adecuadamente en un entorno social.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada