viernes, 18 de marzo de 2011

¿Por qué muchas personas, y especialmente los niños de muy corta edad, rechinan los dientes en sueños?

En contra de lo que pueda parecer, este rechinar de dientes, a menudo claramente audible, no es un fenómeno nervioso sino una actividad inconsciente. Si lo hacemos mientras estamos despiertos, tan pronto como nos damos cuenta o alguien nos llama la atención dejamos de hacerlo. En las situaciones de estrés, a veces también cuando estamos soñando peripecias muy excitantes, muchas personas tienden a apretar los dientes con fuerza. En estas condiciones, los minúsculos sensores táctiles que tiene cada diente advierten si una pieza dental sobresale más que otra. Automáticamente, y de modo inconsciente por completo, las mandíbulas tratan de eliminar la irregularidad rozando unos dientes contra otros hasta igualar la pieza anómala.

En los niños, las piezas cambian de posición constantemente debido al crecimiento y al cambio de los dientes de leche a la dentición definitiva. Las anomalías citadas son entonces muy frecuentes y por eso los pequeños rechinan los dientes a menudo. El nerviosismo corresponde por entero a los progenitores.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada