Ir al contenido principal

¿Por qué perjudican el estómago los enfados y el estrés?

Hasta qué punto el estómago y los intestinos guardan relación con nuestra vida afectiva y emocional, nos lo revelan muchas expresiones corrientes como «no lo pude digerir», «se le encogieron las tripas», «tragarse un sapo», «el jefe no tiene úlcera, las provoca». En efecto, es verdad que el estrés y los disgustos suelen provocar dolor de estómago, pérdida del apetito y, al largo plazo, trastornos gástricos crónicos.

En otros tiempos creíamos que ello ocurría porque las alteraciones del ánimo provocaban una secreción aumentada del ácido clorhídrico estomacal. Según investigaciones más recientes, un 60%, aproximadamente, de las molestias de estómago se debe a trastornos de la movilidad gástrica e intestinal, es decir de lo que se llama el peristaltismo. (Movimientos peristálticos son las contracciones de los órganos tubulares que sirven para provocar el desplazamiento del contenido de los mismos. En el caso del aparato digestivo, para el avance del bolo alimenticio; en cambio el vómito, por ejemplo, es antiperistáltico). Los trastornos mencionados están determinados por los nervios involuntarios, es decir los del sistema vegetativo, a su vez muy susceptibles a los influjos de los factores psíquicos. En estas condiciones, la comida permanece en el estómago, no progresa, y de ahí las sensaciones de malestar: repleción, dolor de estómago, pérdida del apetito y, en algunos casos, náuseas y vómitos.

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

Cómo organizar los cables de los aparatos electrónicos de forma decorativa