miércoles, 9 de marzo de 2011

¿Qué debes hacer el primer día en un trabajo?

Las encuestas indican que la tarea más difícil para los empleados nuevos, sobre todo para los más jóvenes, es alcanzar el equilibrio entre demostrar seguridad en sí mismos y parecer arrogantes. A menudo la solución más sencilla es usar el sentido común: observa cómo se hacen las cosas en esa oficina, muestra disposición para colaborar y se franco en cuanto a tus conocimientos y habilidades.
  • No tengas miedo de hacer preguntas.
  • Se amable y entusiasta, pero sin exagerar, porque a nadie le gusta tratar con un sabelotodo.
  • No temas hablar de tus aptitudes y experiencia profesional.
  • Cerciórate de entender qué se espera de ti y acepta que te fijen algunos objetivos.
  • Trata a tu jefe como una figura de autoridad, pero evita caer en excesos: recuerda que es fácil notar cuándo se deja de ser solícito para volverse zalamero.
  • Se puntual. Una junta a las 8:30 de la mañana significa presentarse allí diez minutos antes, no cinco minutos después.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada