sábado, 12 de marzo de 2011

¿Qué tanto podrías acercarte al Sol antes de quemarte?

En la película de ciencia ficción Sushine (2007) el Sol muere en un futuro cercano… y junto a él, la humanidad. Los científicos creen que al arrojarle una bomba nuclear del tamaño de la Isla de Manhattan podrán reactivarlo. Se envía una nave llamada Icarus I a tal misión pero falla en su intento por razones desconocidas. 7 años después se envía una segunda nave llamada Icarus II que tiene el mismo propósito, pero a diferencia de Icarus I es la última oportunidad de salvar a la humanidad ya que la bomba está elaborada con todo el material restante en la Tierra que podía soportar la temperatura solar.

¿Sería posible llegar tan cerca y arrojar tal bomba?

Dejando de lado el tema de que el final del astro tendrá lugar cuando éste cumpla alrededor de 10,000 millones de años; es decir, dentro de unos 5,000 millones de años; mucho después de que la humanidad haya desaparecido. Además, no importa cuántas bombas se le arrojen, no por ello se generaría la materia necesaria para emular la conversión cada segundo de unos 564 millones de toneladas de hidrógeno en 560 millones de toneladas de helio, ¿qué tan cerca se puede llegar con la tecnología que se dispone?
El Sol está a unos 149.600.000 kilómetros de distancia de la Tierra. Imaginemos que la distancia que nos separa es la equivalente a la de un campo de futbol americano. Tal vez te preguntes porqué elegí ese deporte… muy sencillo, porque tiene líneas que marcan las yardas y eso va a ayudarnos a darnos una idea de cuan se puede viajar hasta el sol y seguir con vida.

Si el Sol estuviera en un extremo del campo y la Tierra en el opuesto, podríamos llegar hasta la yarda 95, recordando que el campo tiene 120 yardas.

De hecho la tecnología moderna en cuestión de trajes espaciales no está diseñada aún para el espacio profundo; pero con ese equipo se podría mantener a un ser humano a la distancia mencionada, con una temperatura exterior de 248°. En Mercurio por ejemplo, la temperatura media es de 179° y la máxima de 427°, pero lo más sorprendente es que hay zonas en las que se tiene una temperatura de -123°. Como la cuestión aquí es la temperatura y no la materia que sale expulsada del Sol, que sería lo que en realidad mataría al viajero, se podría hacer llegar a un astronauta hasta la yarda 3 con el equipo adecuado, digamos el Transbordador espacial.

El recién jubilado transbordador espacial está mejor equipado para soportar temperaturas más altas, por lo que dentro de dicha nave se podría incluso llegar a la yarda 2. Sin embargo, ni el traje ni la nave están preparadas para los viajes interplanetarios ( Buck Rogers lo hacía, aunque curiosamente era un cohete Apollo el que sacaba al transbordador de la atmósfera)

Si… así de cerca…

¿Qué tanto podrías acercarte al Sol antes de quemarte?
¿Qué tanto podrías acercarte al Sol antes de quemarte?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada