sábado, 23 de abril de 2011

¿El agua del excusado es segura para beber?

"No sólo es segura, además es deliciosa", lo anterior en opinión de mi perro, antes de dar varias vueltas para tomar una siesta.

Bien, todo depende de los tubos que se utilizan para llevar el agua hacía el excusado. Antiguamente se colocaban para ello tubos de metal, y los restos de dichos metales son altamente nocivos para la salud. Por lo que hay que preocuparse es por la capa de seres vivos que hacen de dicho lugar su residencia.

La capa de bacterias que crece en donde toma agua te enfermarían muy probablemente y casi de inmediato. Sin embargo, el agua del depósito es potable en caso de una emergencia. Tu perro puede beber de ahí durante mucho tiempo porque su organismo es diferente, y las bacterias que nos afectan a nosotros no necesariamente le hacen daño a tu mascota. Pero si puede envenenarse si acostumbras colocar pastillas de cloro o desinfectantes con olores, ya que puede beberlos y sufrir seriamente.

Ahora que ¿para que necesitarías beber agua del excusado?

Para empezar, creo que el único caso sería por cuestiones de emergencia, tal vez un terremoto o algo que te orille a tener que recurrir a ella como último y único recurso. Si no cuentas con gas pero si con electricidad, hiérvela poco a poco en el microondas. Si tienes gas, hierve lo más que puedas de una sola vez, claro no si antes revisar que no haya fugas en la instalación. Si no tienen ni gas ni electricidad, con maderas elabora una fogata y hiérvela.

Si no es posible hacer fuego, al menos colócale algunas gotas de cloro. Si en el trasvase has llevado partículas del contenedor, utiliza un pedazo de tela para colarla. Todo lo anterior no es lo ideal… pero nunca se sabe cuando sea necesario utilizarla de ese modo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada