domingo, 1 de mayo de 2011

¿Cuántas estrellas hay en el universo?

Esta cuestión ha mantenido intrigados a los astrónomos desde siempre, incluso aún hoy es materia de estudio de un nutrido grupo de científicos. La primera respuesta que se obtuvo, en la época pretelescópica, fue muy sencilla: habla tantas estrellas como se podían contar a simple vista, es decir, unas 6,000. Esta cifra se mantuvo hasta que en 1608 Galileo inventó el telescopio. Entonces no sólo se descubrieron muchísimas estrellas, sino que además cada pequeña mejora en el instrumental significaba el hallazgo de nuevos astros.

A principios del XIX, al comprobar los astrónomos que la colección de estrellas aumentaba casi de forma exponencial, admitieron que el universo era infinito y que, por consiguiente, contenía infinitas estrellas. Pero en 1826 se supo algo con absoluta seguridad: es del todo imposible que exista un número ilimitado de estrellas. Esta idea fue propuesta por el astrónomo alemán Heinrich W. Olbers en lo que más tarde sería llamado la paradoja de Oibers. Este demostró que, en el caso de que hubiera infinitas estrellas, el cielo resplandecería como la superficie de un sol gigantesco, lo cual, obviamente, no ocurre. En la actualidad, se sabe que el número de estrellas está relacionado con la extensión del universo en el tiempo. Una incógnita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada