Ir al contenido principal

¿Por qué nos ponemos a veces de mal humor sin motivo aparente?

Casi todos conocemos este fenómeno: estamos tan contentos y de repente, el buen humor se evapora. Se siente uno totalmente abatido, lo ve todo de color negro sobre negro, se apodera de tu ánimo la desgana, y se reacciona a la más pequeña contrariedad con extraordinaria y súbita violencia.

¿Por qué ocurre esto? Las oscilaciones inexplicables del humor derivan de exigencias que nos hemos planteado a nosotros mismos mismos, muchas veces inconscientemente, y que según hemos comprobado en determinada situación no va a cumplirse. Cuando intentamos reiteradamente alcanzar algo, ese objetivo se interioriza poco a poco y luego nuestra memoria lo evoca automáticamente todas la veces que se produce una situación propicia, y sin que el proceso pase necesariamente por la mente consciente.

En un experimento, los científicos plantean a sus colaboradores una serie de problemas, parte de los cuales eran prácticas insolubles. De los voluntarios del grupo, la mitad habían sido programados para el éxito administrándoles un test psicológico previo. Resulto que sólo los individuos de este grupo se enfadaban cuando no conseguían resolver las dificultades. A los demás que no habían sido "vacunados para triunfar", los éxitos y los fracasos les afectaron bastante menos.

Por fortuna, parece ser que este mecanismo también funciona en el aspecto positivo. Cuando alcanzamos una meta que nos habíamos propuesto, esa circunstancia puede influir muy favorablemente en nuestro buen humor, el "subidón" se nos presenta de panera tan repentina e injustificada como en el otro caso.

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

El calor que congela

A medida que ascendemos por la atmósfera terrestre, la temperatura no disminuye de forma constante al aproximarse al espacio exterior. Al principio lo hace a un ritmo de 1°C cada 150 m, hasta alcanzar un promedio de —65°C a 18 km. Pero ahí, donde comienzan la estratosfera y la capa de ozono, la luz ultravioleta del Sol transforma el oxígeno en ozono. Esta reacción química produce calor y, por lo tanto, la temperatura se eleva otra vez paulatinamente, hasta alcanzar —3°C a una distancia de 50 km de la superficie de la Tierra. Ahí terminan la estratosfera y la capa de ozono. Más allá, el aire es tan ligero que el efecto del calentamiento ultravioleta es insignificante, y progresivamente se va enfriando hasta los 80 km, donde la temperatura baja a —90°C.
Pero en la ionosfera, que se inicia ahí y se extiende hasta 300 km, sucede un efecto muy extraño. Rayos ultravioleta de pequeña longitud de onda y rayos X provenientes del Sol penetran las moléculas de gas y despojan a los átomos de sus…