lunes, 23 de mayo de 2011

¿Qué pasaría si miraras directamente al sol durante un eclipse?

Probablemente habrás oído que mirar al sol es perjudicial para los ojos, y el motivo por el que lo has oído es que quienes miran al sol pueden quedar ciegos. Veamos por qué.

De niño, tal vez realizaras un experimento que consistía en prender fuego a una hoja de papel utilizando los rayos solares y una lupa. La luz del sol es tan potente que si la concentras con una lente de aumento, puedes provocar un incendio. Pues bien, en el ojo tienes una lente. Si miras al sol, dicha lente concentra un punto de luz solar en la retina y la quema.

En efecto, la luz es tan intensa que mata las células de la retina. Lo que sucede con los eclipses solares es que son fenómenos extremadamente raros. Sin ir más lejos, en Norteamérica, los ciudadanos deberán esperar hasta el año 2017 para poder contemplar el próximo eclipse de sol (será un eclipse total desde la costa oeste de Oregón hasta la costa este de Carolina del Sur). Dado que se producen muy de vez en cuando, todo el mundo desea verlos, y la gente se siente tentada a hacer lo que saben que no deberían, pensando que unos pocos segundos de observación no les causará perjuicio alguno.

Y habitualmente están convencidos de ello, ya que una quemadura en la retina no está asociada a un dolor inmediato, sino que en general transcurren varias horas antes de que se manifiesten los síntomas. Para entonces, el daño es irremediable.

¿Qué pasaría si miraras directamente al sol durante un eclipse?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada