Ir al contenido principal

¿Se puede estar despierto y no pensar?

Esa es una pregunta que me hacía en las primeras y las últimas horas de la preparatoria. Las primeras siempre eran de matemáticas, y las últimas de talleres... las más aburridas; no por la clase en si misma, sino por la manera en la que los maestros trataban los temas. Lo único que quería por la mañana era dormir un poco más... y por la tarde irme a la calle, o a la casa lo antes posible. Pero mientras escuchaba aquellas frases monótonas sobre cálculo integral o diferencial, mi mente a veces divagaba sobre si se podría estar despierto y no pensar absolutamente nada.

Aunque existan momentos en los que apercibimos la sensación de tener la mente en blanco, sólo se trata de una percepción subjetiva, ya que el cerebro jamás se desconecta del todo. De hecho, cuando los expertos en meditación e hipnosis hablan de vaciado mental, a lo que realmente se están refiriendo es a conseguir que el individuo no sea consiente de su baja actividad psíquica.

La  ciencia ha demostrado que en esos momentos de relajación aumenta el nivel de la actividad alfa, que representa la actividad de la corteza visual en estado de reposo. Estas ondas son oscilaciones electromagnéticas cerebrales que inducen esa sensación de que la mente está apagada. Sin embargo, las técnicas de neuroimágen, como la resonancia magnética nuclear, permiten ver que en estos momentos de desconexión mental hay multitud de zonas repartidas por el lóbulo temporal y el frontal que siguen trabajando de destajo.

Hace años que salí de la preparatoria... y aún quisiera saber para qué me sirve el cálculo diferencial.


Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

El calor que congela

A medida que ascendemos por la atmósfera terrestre, la temperatura no disminuye de forma constante al aproximarse al espacio exterior. Al principio lo hace a un ritmo de 1°C cada 150 m, hasta alcanzar un promedio de —65°C a 18 km. Pero ahí, donde comienzan la estratosfera y la capa de ozono, la luz ultravioleta del Sol transforma el oxígeno en ozono. Esta reacción química produce calor y, por lo tanto, la temperatura se eleva otra vez paulatinamente, hasta alcanzar —3°C a una distancia de 50 km de la superficie de la Tierra. Ahí terminan la estratosfera y la capa de ozono. Más allá, el aire es tan ligero que el efecto del calentamiento ultravioleta es insignificante, y progresivamente se va enfriando hasta los 80 km, donde la temperatura baja a —90°C.
Pero en la ionosfera, que se inicia ahí y se extiende hasta 300 km, sucede un efecto muy extraño. Rayos ultravioleta de pequeña longitud de onda y rayos X provenientes del Sol penetran las moléculas de gas y despojan a los átomos de sus…