Ir al contenido principal

¿Si nadie utilizara desodorante, olerían todos bien?

El dejar de utilizar desodorante influye en los causales de divorcio... y supongo que no hay mucho que explicar al respecto. Antes de la invención de los roll-on, los aerosoles y los jabones de barra, los seres humanos, como la mayoría de los animales, utilizaban el olfato como un sentido dominante. Los olores que emiten nuestros cuerpos son afectados directamente por nuestros estados de ánimo y, en el pasado, las personas fueron capaces de conocer las emociones de quienes le rodeaban mediante la identificaciones de sus aromas.

Dicha gama de emociones-olores variaban desde lo placentero, como la felicidad, hasta lo incómodo, como el miedo; incluyendo el amor, la atracción sexual, la ira y la angustia. Esas fragancias están ahí para que podamos entender por completo el estado de ánimo de nuestros enemigos, de los amigos, de la familia, de los compañeros de trabajo e incluso de la gente que encontramos en la calle.

Hace mucho, mucho tiempo, con la migración y la exploración internacional, se propagaron las bacterias dañinas, convirtiendo poco a poco a la limpieza en una prioridad y El mundo se dedicó a inventar y desarrollar productos que eliminasen los gérmenes. Al aparecer en escena el jabón y los desodorante, sólo muy pocos olores no fueron enmascarados por los químicos que la mayoría de la gente utiliza ahora. Años y años de rociar nuestras axilas nos ha vuelto incapaces de interpretar con eficacia los mensajes que nos envían los olores del organismo, así que cuando no se utiliza desodorante, lo único que percibimos, es el olor del sudor.

Hace relativamente poco Sean Boner, motivado por el hecho de que los seres humanos evolucionaron sin jabones, decidió hacer un experimento: no utilizaría durante un año ni jabón ni shampoo. Por supuesto que se bañaba con regularidad, pero sólo con agua. Lo que pudo comprobar fue que después de un tiempo, la piel emitía aceites que lo mantenían limpio, la caspa desapareció y su cabello era mucho más fácil de peinar. Sin embargo, ocurrió algo que le sirvió como control,  acudió al peluquero y éste, sin saber que él no estaba utilizando jabones, le aplicó shampoo, durante las semanas siguiente su cabello era difícil de peinar y volvió la caspa. Afortunadamente todo regresó a la normalidad poco después.

Entonces si, si todos dejásemos de utilizar productos de limpieza, es posible que percibiéramos los olores naturales como algo agradable.

¿Si nadie utilizara desodorante, olerían todos bien?

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

El calor que congela

A medida que ascendemos por la atmósfera terrestre, la temperatura no disminuye de forma constante al aproximarse al espacio exterior. Al principio lo hace a un ritmo de 1°C cada 150 m, hasta alcanzar un promedio de —65°C a 18 km. Pero ahí, donde comienzan la estratosfera y la capa de ozono, la luz ultravioleta del Sol transforma el oxígeno en ozono. Esta reacción química produce calor y, por lo tanto, la temperatura se eleva otra vez paulatinamente, hasta alcanzar —3°C a una distancia de 50 km de la superficie de la Tierra. Ahí terminan la estratosfera y la capa de ozono. Más allá, el aire es tan ligero que el efecto del calentamiento ultravioleta es insignificante, y progresivamente se va enfriando hasta los 80 km, donde la temperatura baja a —90°C.
Pero en la ionosfera, que se inicia ahí y se extiende hasta 300 km, sucede un efecto muy extraño. Rayos ultravioleta de pequeña longitud de onda y rayos X provenientes del Sol penetran las moléculas de gas y despojan a los átomos de sus…