¿Cómo se hace la taxidermia?

La técnica, cuyo nombre deriva del griego taxis, disposición o corte, y derma, piel, consiste en preparar animales muertos para que parezcan vivos, a fin de exhibirlos en museos, instituciones de investigación, planteles escolares o recintos particulares por razones científicas, académicas, decorativas, comerciales, de satisfacción personal (trofeos de caza) o sentimentales. Con antecedentes en la momificación y enterramiento de animales, por motivos religiosos y sin importar que parecieran vivos, en la antigüedad el método era bastante rudimentario. El taxidermista retiraba la piel del espécimen muerto -luego de revisar que en su caza ésta hubiera quedado intacta-, la empapaba en agua con sal y vinagre, la enjuagaba y la dejaba secar, para luego rellenarla con aserrín, heno o paja.

A fin de darle la forma y posición deseadas, colocaba en el interior una estructura de alambre. En la actualidad, para preparar un pequeño mamífero, por ejemplo, se limpia y hace una abertura en la parte inferior, se separa la piel del espécimen, cortándola por las patas y el cuello, después se desecha la mayor parte del cuerpo, quedándose sólo con el cráneo y las patas, que se limpian hasta dejarlas en los huesos. Una vez hecho eso, se elimina la grasa y curte la piel con fenol, cubriendo con ella un cuerpo artificial hecho de poliestireno expandido, que se rellena para completar la fisonomía del espécimen, y del cual se sostienen con alambre la cola, el cráneo y las patas.

Para restaurar la textura de la piel se añade polvo de carburo de magnesio y se comprueba que sea de los colores precisos. Finalmente, se le añaden ojos falsos y el experto barniza los labios para que parezcan húmedos. En el caso de un animal grande, se separa su piel y se limpia su esqueleto para que sirva como estructura del cuerpo disecado, o bien se utiliza como modelo para fabricar ésta con malla de alambre, cubierta de arpillera, yeso y arcilla. Otro método, poco utilizado debido a lo costoso y tardado, es el secado por congelación. Consiste en congelar al animal completo hasta –15 °C y colocarlo en una cámara de vacío,lo cual hace que termine momificado. A fin de facilitar la tarea también se venden maniquíes para preparar la piel del espécimen y montarla sobre ellos, restándole arte a esta actividad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...