Ir al contenido principal

¿De quién fue la idea de que un año perro equivale a siete años humanos?

Es un misterio a quién se le ocurrió por primera vez la idea, la cual por cierto, no es tal cual se plantea.

En 1268, se grabó una inscripción en la planta de la Abadía de Westminster que calculaba la fecha del día del Juicio Final mediante períodos de vida de creaciones divinas, incluyendo la del perro, que se consideraba que tenía nueve años, y la de una persona, que se decía tenía 81. El científico naturalista del siglo XVIII George Buffonadvirtió de que los perros vivían aproximadamente entre 10 y 12 años, en comparación con un período de vida humano de 90 a 100. Tal vez alguien utilizó la regla de tres simple y de ahí pasó a ser siete los años equivalentes.

De ahí nos brincamos hasta siglo XX, que fue cuando se comenzó a emplear la expresión “años perro”. Su uso se extendió en los años 60, cuando en ciertos libros de texto de matemáticas se plantearon ejercicios para que los alumnos calcularan su edad "en años perro" (¡Qué maestros tan ocurrentes!). En los años 70, los anuncios de Alpo en que aparece el actor Lorne Green popularizaron la conversión de 7 a 1: "Duchess tiene 13 años. Eso es como 91 para usted y para mí". Lo que me recuerda que más de una vez he visto a un niño escribir “Axión”, así con X, en vez de doble c, porque es así como aparece en las bolsas de detergente; malditos, malditos los de mercadotecnia.

En realidad, la esperanza de vida de los perros varía de acuerdo a su tasa de crecimiento, la cual depende de su peso en la edad adulta y de su raza. Una raza que pese menos de 9 kilos cuando ya es un adulto (… a eso no se le debería llamar perro, yo le diría chingaderita o rata que ladra) en su primer año envejece hasta el equivalente a los 15 años humanos y nueve en el segundo; los años subsecuentes se calculan como si se tratasen de cuatro años humanos.

La fórmula también cambió con el tiempo a la par que la de humanos y de perritos. La esperanza de vida media de un humano nacido en 1901 era de 49 años; ahora, de 77. Y también los perros viven más y comen más saludablemente. En 1987, el 32% de los perros pasaba de los seis años. Hoy en día, lo hace el 44%.
Para las razas grandes de crecimiento lento, los dos primeros años se consideran como 12 humanos durante el primer año, y ocho el segundo… lo que nos deja en claro que son más de los siete que les asignamos. Un gran danés de diez años, sería el equivalente a un humano de 76 años de edad, mientras que una raza pequeña, como los chihuahua, a los mismos diez años, sería del equivalente a un humano de 56 años.

Por cierto, de los perros que hemos tenido, recuerdo con mucho cariño a un Alaska Malamut, pinche perro, era un travieso incorregible. Si tienes una foto de tu perro a la mano, envíala por correo para compartirla…

¿De quién fue la idea de que un año perro equivale a siete años humanos?

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

Cómo organizar los cables de los aparatos electrónicos de forma decorativa