martes, 28 de junio de 2011

¿Por qué los griegos no se parecen a Apolo o a Afrodita?

Ya saben… delgados, de nariz aguileña, rizos dorados, microcintura…

Hay dos razones, primero, los griegos modernos llevan 2,000 años casándose con los miembros de otras culturas mediterráneas. Gracia ha sido invadida por vándalos, godos, normandos, genoveses, venecianos, eslavos, árabes entre otros. Lo que más destaca es que Grecia fue conquistada y formó parte del imperio Turco Otomano desde 1,400 hasta 1830. Así que, obviamente, después de una historia como ésta, los griegos antiguos y los modernos no tienen la misma herencia genética.

Y en segundo lugar… la estética antigua estaba muy desarrollada. El arte representaba a los eres humanos y a los dioses como figuras ideales, manifestaciones cuasi perfectas en el universo, y no fue sino hasta después del siglo III a.C. que los escultores y artistas se interesan en la representación de retratos no ideales, y así plasmaron a luchadores, borrachos, ancianos, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada