miércoles, 22 de junio de 2011

¿Por qué los hombres nos aplastamos a ver la televisión toda la noche?

Las verdaderas esposas desesperadas lo saben, en cuanto los portadores de los cromosomas XY llegan a casa. De inmediato buscan su rincón cerca del cielo frente al televisor… y las mujeres se quejan por tal actitud. La razón por la que el hombre trabajador se arroja a los cálidos rayos de luz que arroja la televisión es por el desgaste de la oxitocina y la serotonina, los cuales se segregan por el trabajo que realiza y por el estrés.

Los antropólogos tienen la teoría de que, el hombre primitivo, al regresar de una cacería infructuosa, se sentaba a observar al horizonte durante horas, con la esperanza de descubrir la silueta de algún animal que sirviera de alimento. Ahora nos adelantaremos miles y miles de años; cuando el hombre moderno llega a casa después de un día de trabajo arduo, en vez de mirar al horizonte, se acomoda en su sillón favorito a cambiar de canales.

Y los dejo… ya comenzó The Big Bang Theory.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada