sábado, 11 de junio de 2011

¿Qué es un tangram?

Es un juego de origen chino que se popularizó a partir del siglo XVIII y hoy día se utiliza sobre todo con fines didácticos. Se trata de un rompecabezas que consta básicamente de siete piezas geométricas o 'tans' (cinco triángulos, un cuadrado y un trapecio) que juntas constituyen un cuadrado y con las cuales pueden formarse infinidad de figuras distintas. Llamado en la antigua China ehi ehiao pan (juego de los siete elementos o tabla de la sabiduría), el tangram debe su actual denominación, según algunos, a la unión en Occidente de la palabra cantonesa tang, que significa chino, y el vocablo latino gram, que quiere decir gráfico o escrito. Para otros, proviene de la dinastía Tang (de ahí el nombre), reinante en China entre el 618 y el 907 de nuestra era.

Lo cierto es que en el siglo XVIII ya circulaban los primeros libros referidos a dicho juego, el cual era bastante popular en varios países. Lo jugaban niños y adultos, personas humildes y gente poderosa. Por testimonios históricos se sabe que Napoleón Bonaparte era experto en el manejo del tangram. Antiguamente, la cantidad de figuras chinas originales que podían formarse era de cientos; en la actualidad son miles, las cuales es posible consultar en libros, revistas e internet y representan tanto a seres como objetos. Uno mismo incluso puede construir su propio tangram, ya sea el tradicional o variantes en cuanto a la forma (hexagonal, ovoide, triangular), concepto (cardio, pitagórico, armonigrama) y el número de piezas (menos o más de siete). Aunque, como todo juego, tiene sus reglas: 1)

Deben utilizarse todas las piezas al formar cada figura. y 2) No deben superponerse las piezas. Si bien antes era mero entretenimiento, ahora el tangram se utiliza como auxiliar en la enseñanza preescolar y primaria. Por ejemplo, se emplea para facilitar el aprendizaje de la geometría plana; para fomentar el desarrollo de capacidades psicomotrices e intelectuales en los niños, al hacerlos asociar de manera lúdica lo concreto y lo abstracto, y para construir relatos, combinando figuras con palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada