lunes, 20 de junio de 2011

¿Se puede orinar en una piscina sin ser descubierto?

Imagina que alguien fuma cerca de ti, a tal vez dos o tres metros... por supuesto que sentirás el olor del cigarrillo. Lo mismo ocurre en la piscina, si orinas en una esquina, tarde o temprano el que nada del otro lado será barnizado con tus cochinadas.

La mayoría de nosotros escuchamos durante la infancia que, antes de nadar en la piscina, hay algo que deberíamos saber... que todos los demás se orinan en la misma; sobre todo los niños más pequeños. Con ello, surgió la historia que los cuidadores de la piscina le agregan un líquido especial con el cual, si se te ocurre hacer del uno, el agua a tu alrededor cambiaría de color para delatar tu fechoría.

No faltó el listo que, ingeniosamente, lo única que hacía era colocar un cartel que indicaba que el agua ya estaba tratada químicamente para prevenir los derrames humanos, y confiaba que el miedo a ser descubiertos fuera más fuerte que las ganas de no salir a orinar.

De ahí saltó a Internet... montones de sitios venden productos que sirven para que el agua cambie de color si es que hay orines. Pero, ¿existe realmente ese compuesto?. La respuesta es Si, el problema es que también reacciona con una gran cantidad de productos químicos orgánicos. La urea, un compuesto que se encuentra en la orina, se utiliza de muchas maneras diferentes, y alguien puede sufrir la vergüenza y la burla pública sin haber cometido ese húmedo delito.

La urea manufacturada (no la de la orina) se utiliza como blanqueador dental, para darle sabor a los cigarros, es un ingrediente en las cremas hidratantes y en los acondicionadores y entre otras cosas, se utiliza para teñir las telas. Eso significa que una gran cantidad de personas que se metan a la piscina provocarían que el agua cambiase de color; por la ropa, por la boca, por la piel... todo cambiaría de color.

Lo anterior no impide que los responsables de las piscinas públicas, los de los clubes de natación y los de las instalaciones particulares no se preocupen por la higiene. Pero si cada vez que alguien se orine en la piscina hubiera que cambiar el agua completamente, no habría suficiente presupuesto no presa que lo soportara. Por eso, mejor hacen como que no pasa nada... por eso mejor no voy a esos lugares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada